JORGE ELIECER GAITAN A 63 AÑOS DE SU ASESINATO, VIGENCIA DE SU PENSAMIENTO ECONOMICO

Nota. Reproducimos a continuación apartes del análisis económico que Jorge Eliecer Gaitán hace sobre capital y capitalismo, esbozado en su tesis de grado “las ideas socialista en Colombia” , al cumplirse este sábado 9 de abril 63 años de su asesinato a manos de la oligarquía liberal-conservadora, convirtiéndose tal vez en uno de los primeros grandes crímenes contemporáneos segando la vida de quien en su momento representaba la esperanza de un cambio político y económico en Colombia, crimen que entre otras cosas quedo en la más absoluta impunidad, al nunca darle castigos a los autores intelectuales del magnicidio

DE SU TESIS DE GRADO, “LAS IDEAS SOCIALISTAS EN COLOMBIA”


24 DE OCTUBRE DE 1924

 

EL PROBLEMA DEL CAPITAL
Jorge Eliecer Gaitan

Nosotros por el contrario sostenemos que el capital en la forma que ellos lo analizan para justificarlo en todas sus proyecciones presentes, es distinto del capital, en su significado social de hoy, en lo que exactamente constituye el capitalismo. El capital primitivo era producido por el dinero trabajado del hombre y pertenecía a quien lo trabajaba. Dentro del régimen capitalista presente, el capital es producido por hombres a quienes no pertenecerá y va a manos de quien no lo trabaja. en una palabra , el capital en lo primitivo era un simple elemento de producción , como lo es en la actualidad su heredero legitimo , el pequeño capital , en tanto que el capitalismo es un medio de especulación….


El capitalismo es una forma determinada de la explotación del capital que trae sus raíces de mucho tiempo atrás, pero que solo en la sociedad presente ha adquirido una estructura del sistema completo y es precisamente , contra tal sistema , contra el que libra su batalla el idearium socialista.


Decíamos antes que era distinto tener capital y ser capitalista. El obrero que posee sus herramientas de trabajo tiene un capital en ellas, puesto que no las consume en sus necesidades personales y de una manera directa, sino que las tiene como una riqueza intermedia para producir otras riquezas. pero ese capital del obrero es un simple instrumento de producción y su poder no va mas allá de construir una mesa, unos zapatos, etc., es un poder sin repercusión; vale lo que representa en sí y nada más que lo que representa . Con ese capital no será posible especular, apenas servirá para cambiarlo por los bienes necesarios al sustento. Ese capital, y es su característica genérica, es producido por quien lo trabaja directamente, y sobre todo bajo su poder, que es ninguno, no podrá ser sometidas las demás individualidades asociadas. Aquí se advierte el porqué de nuestra insistencia en repudiar el hecho de tomar ese capital sencillo y fecundo para vindicar las extorsiones del capitalismo


El capital llega a ser capitalismo cuando ya no es el producto directo del trabajo personal. El capitalismo es la concentración de los capitales socialmente producidos para el provecho individual de quienes controlan el trabajo de los demás. Es una forma de riqueza nacida de determinada manera de explotación de trabajo. Ya no es una simple forma de ayuda para el trabajo, como en el primer caso, sino que manda omnímodamente sobre el trabajo. “El trabajo se hace esclavo del capital”


Que se observa bajo el sistema capitalista actual? ¿No es precisamente lo contrario? ¿A medida que crecen los elementos, que se hace más fácil la producción no aumentan las dolencias de las clases humildes? ¿Y no es verdad que la desproporción entre lo que gana el propietario y lo que recoge el obrero es cada día más aguda?


Hemos visto la génesis del sistema capitalista la contraposición absurda en que se ha cristalizado: la producción es social y la apropiación es individual. ¿Los proletarios que ganan con el adelanto bajo el sistema actual? Nada. Su condición es peor. El capitalista tratara cada día de hacerle trabajar más, ya intensiva, ya extensivamente, para gozar de mayores rendimientos. ¿Hay otro interés que lo guie distinto de su egoísmo? No. Puede que el salario del trabajador aumente en unos centavos, y sin embargo será menor que antes: su trabajo habrá producido todos los adelantos, todas las comodidades , habrá creado mil progresos que serán para el nuevas y apremiantes necesidades; esos centavos de aumento no serán para satisfacer ese crecimiento de necesidades que más y mas se complica , el progreso por el producido es superior al mísero aumento que el amo le concede.


Y hay una razón más sustancial y profunda para rechazar un estado tal de cosas, hemos venido demostrando el papel del trabajo ante la producción; es él quien anticipa , es el trabajo el único factor auténticamente productor, es él quien labora el capital, el progreso; su entraña fecunda da cuanto en la vida social tiene existencia; es el amo en el momento de producción. ¿Por qué entonces en la organización jurídica, en el desenvolvimiento social, en la escala de los derechos aparece el trabajo como siervo? ¿De dónde la superioridad del propietario y porque se considera a este como un señor absoluto? ¿Porque aparece el trabajador como beneficiado, y porque se considera como largueza y altruismo las concesiones misérrimas que hace el capital? ¿Porque esa actitud agresivamente protectora y tartufescamente piadosa que en todas partes caracteriza a las clases detentadoras de los medios de producción?


Esta cristalizada esa actitud incomprensible en los reparos que Buek, como representante de los capitalista alemanes, hacia al decreto de Guillermo II sobre los derechos de los obreros a la igualdad. “el obrero- decía Buek- es igual al patrono ante la ley, pero no lo es ni lo será nunca en la vida social y económica”. Bien lo sabemos aquí y lo han sabido las masas trabajadoras en todas partes: “hablarle al pueblo de libertad y negar el problema social; hablarle de libertad y no reconocer la igualdad económica es engañarlo cobardemente”. Lo único indispensable es la lucha por la reivindicación económica. Los demás cantos libertarios y demás predicas democráticas no pasan de disfraces para la hora de la feria , con cuyas lentejuelas de laca se logra deslumbrar la incauta pupila de las masas irredentas.


No es argumento que valga para impugnar las ideas socialistas en Colombia al decir que nuestro país no es industrial; porque en primer caso si hay una industria proporcionada a nuestro desarrollo, y en segundo , la falta de ese gran industrialismo es lo que puede hacer más dura la condición del proletariado en una nación. Si se ha demostrado que el actual desequilibrio nace de un especial sistema económico , esa injusticia y desequilibrio ha de pesar sobre todos los hombres que no encuentran en la repartición de la riqueza el equivalente de sus esfuerzos; y no hemos de explicarnos que la condición indispensable para ser víctimas de una organización y merecer la debida defensa , dependa de un hecho accidental como es el de trabajar en una fábrica y no sobre la tierra , o en la mina o en el pequeño taller, o aun en la lujosa oficina en calidad de asalariado.


La falta de organización y defensa de los proletarios en Colombia tiene su razón perfectamente explicable. En los países de gran movimiento industrial y natural concentración capitalista las crisis industriales se suceden con una periodicidad casi matematica. estas crisis tiene su origen en la superproducción nacida del sistema económico capitalista , de la famosa libertad económica, de la libre concurrencia. Son los síntomas externos de una enfermedad interna. ellas tiene la virtud de descubrir a las masas trabajadoras , con la evidencia extremosa de los hechos, una injusticia profunda de la sociedad . esa conciencia del peligro, por un natural instinto de conservación, se traduce en el espíritu de fraternidad que las hace fuertes, pero las crisis económicas , recordémoslo, no son causa de sí mismas , sino que son efectos de otras causas . Es así como las multitudes proletarias de los países industriales adquieren conciencia, aunque tardía, de un mal que hacía tiempo les venía minando e invadiendo.


¿En Colombia que sucede?. Esas grandes crisis no tiene lugar, pero en el fondo el mal es el mismo y son los proletarios también quienes lo sufren en silencio, unidad por unidad. falta esa extremacion de las formidables crisis que por lo menos tiene el buen resultado de hacer adquirir conciencia a los obreros de una situación que los devora sin que se diesen cuenta, y de guiarlos saludablemente hacia la cooperación.


¿En Colombia como se interpreta este fenómeno de la ausencia de las grandes crisis que en otras apartes lanzan a deambular a diez mil y mas obreros sin trabajo? Diciendo que esa es prueba de que no existe el problema social. Pero lo que en realidad no existe es el buen resultado que para las reivindicaciones proletarias traen esas extremaciones del acido fruto capitalista .porque esos diez mil obreros no salen en masa a la calle reclamando pan , porque su acción enérgica no se registra entre nosotros , se estima que no existe el problema.


¿Dónde están nuestras leyes sociales? tan necias y pueriles son las existentes que no valen la pena de tomarse en cuenta , ¡ y si por lo menos se cumplieran! . Ellas por el formulismo que las envuelve son materialmente impracticables. Cuando en Colombia se ha intentado una huelga, siempre son los obreros los perdidosos a su final, y como gracia complaciente se miran las tímidas exigencias que a veces le son concedidas.



. “El trabajo se hace esclavo del capital”


“hablarle al pueblo de libertad y negar el problema social; hablarle de libertad y no reconocer la igualdad económica es engañarlo cobardemente”.


“el hombre no debe ser esclavo de la economía, es la economía la que debe estar al servicio del hombre”


“de mi sé decir que no soy enemigo de la riqueza, sino de la pobreza. Y si se ha afirmado para defender la propiedad que ella es la base de la libertad del hombre, entonces puedo afirmar que a lo que a nosotros aspiramos es a que no haya una pequeña minoría de libres frente a una gran mayoría de esclavos”


“ si el capitalista trabaja no solo para los gastos del día sino para formarse una renta para su familia y su vejez, entonces el trabajador debe tener el mismo derecho ( la misma norma”.


“la libertad del comercio y de la llamada libre concurrencia, que es libre explotación del más fuerte contra el más débil”


“la igualdad ante la ley debe ser real y no retorica”


“el sistema socialista por mas científico y humano, se impone a despecho de todas las incomprensiones y la ignorancia con que lo interpretan sus enemigos”

leer tambien:http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/revistas/credencial/marzo2006/abril.htm

El día que mataron a Gaitán
9 DE ABRIL DE 1948

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s