miercoles 1 de octubre


No ha comenzado negociación con ASOCAÑA

Para facilitar el inicio de las conversaciones del pliego de peticiones, la comisión negociadora de los trabajadores presentó a ASOCAÑA una propuesta el pasado 27 de septiembre. Esta contenía tanto la mecánica de negociaciones como dos paquetes del articulado que permitirían el inicio de las conversaciones.

La entrega gradual y exclusiva de azúcar y etanol en la medida que avanzarán las negociaciones constituyen un gesto positivo de los trabajadores para buscarle una solución al pliego. Sin contraprestación se permitió la salida de tres mulas cargadas de azúcar. Asocaña debía cancelar los salarios retenidos ilegalmente a los corteros y a las cooperativas y el estado garantizarle a los obreros sus derechos legales y constitucionales, abstenerse de los señalamientos contra los trabajadores y sus organizaciones y desmilitarizar los ingenios.

La propuesta se hizo llegar a ASOCAÑA a través de la comisión facilitadora del senado, encabezada por el Senador Alexander López y por el gobernador del Valle del Cauca, Juan Carlos Abadía.

El 28 de septiembre hizo presencia en el Valle del Cauca el presidente Álvaro Uribe Vélez, quien con su acostumbrada palabrería se reunió primero con los dueños de los ingenios, luego con los sindicatos patronales y finalmente con la comisión negociadora de los trabajadores en conflicto, dentro de las instalaciones de la base militar Marco Fidel Suárez. Posteriormente en las mismas instalaciones se realizó una reunión con el gobernador del Valle del Cauca.

En estas dos reuniones (presidente y gobernador), expresaron la propuesta de ASOCAÑA y la postura del gobierno nacional frente al conflicto:

1. Al gobierno le ha costado mucho trabajo y tiempo reglamentar las cooperativas para pensar ahora en acabarlas.
2. La mecanización de los cultivos es una necesidad, por lo que se debe ir pensando que va a pasar con la mano de obra sobrante.
3. Los ingenios deben negociar con los trabajadores a través de sus cooperativas.
4. El gobierno no puede desmilitarizar los cultivos, ya que la fuerza pública está para garantizar los derechos de los trabajadores, tanto a los que realizan la protesta como a los que quieren trabajar. Igualmente, a los dueños de los ingenios para que puedan poner a producir sus maquinarias.
5. Los trabajadores pueden continuar con el paro pero deben desbloquear las entradas a los ingenios y permitir el ingreso de las personas que deseen trabajar.
6. El gobierno ha recibido de la fiscalía información relacionada con una reunión entre los corteros y guerrilleros de las FARC. “Hay un testigo protegido por la Fiscalía, que acudió al CTI y entre las cosas que ha dicho, dice lo siguiente: que la guerrilla citó a unos corteros a reuniones y que los obligo a hacer el paro”.

Esta fue la respuesta que ASOCAÑA y el gobierno nacional dieron a la propuesta y a los gestos de buena voluntad expresada por los trabajadores el 27 de septiembre.

El medio de comunicación El País de Cali, en su artículo “Sigue el paro y los bloqueos a los ingenios azucareros”, dice: “El mandatario seccional dijo que aunque se había avanzado el sábado con la instalación de mesas individuales, los corteros decidieron echar para atrás el acuerdo e insistir en una mesa global”. No es verdad que la comisión negociadora haya acordado este esquema de negociaciones y se haya retirado del acuerdo. Desde el comienzo del conflicto se ha insistido en que debe negociarse en una mesa única, ya que así mismo es el pliego de peticiones y que de realizarse conversaciones bilaterales con los ingenios, serán para tratar particularidades de los mismos. Esto se planteo claramente en la propuesta que les presentamos el 27 de septiembre.

Con la propuesta, ASOCAÑA insiste en no reconocer el pliego de peticiones, tampoco la representación de los trabajadores y menos aun la negociación colectiva. El gobierno nacional se sostiene en darle a un conflicto laboral un tratamiento de orden público y en mantener a los trabajadores en la pobreza y la precarización laboral. Tampoco les garantiza a los obreros su derecho legal y constitucional a negociar colectivamente sus derechos y avanzar en la conquista de mejores condiciones de trabajo y de vida para sus familias. La respuesta del gobierno y los patrones a un conflicto laboral y social tan delicado como el que se desarrolla en los departamentos del Cauca y Valle del Cauca es muy nefasta.

Así las cosas, reafirmamos nuestra voluntad para buscar la solución al conflicto e invitamos a Asocaña a la sensatez, a iniciar las negociaciones del pliego de peticiones y a pensar más en el futuro de Colombia y de la región azucarera, antes que en la gigantesca rentabilidad de un negocio que a quien menos beneficia es a los productores de la riqueza –los obreros-. Al gobierno nacional a garantizar los derechos individuales y colectivos de los trabajadores.

Dirección Nacional

SINALTRAINAL


Comité de SOLIDARIDAD de la CUT Valle del Cauca, Colombia
LA SOLIDARIDAD ES LA TERNURA DE LOS PUEBLOS- Che

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s