EL GOBIERNO COLOMBIANO CUESTIONADO EN LA OIT


http://cut.org.co
En una sesión de tres horas y, después de 21 intervenciones, de 8 delegados de los trabajadores, 8 Estados y 5 delegados de los empleadores, se realizó en la Comisión de Aplicación de Normas y Recomendaciones de la OIT un completo examen de la implementación del convenio 87 sobre derecho de asociación en Colombia. Los tres presidentes de las centrales sindicales colombianas hicieron uso de la palabra y sus intervenciones fueron ampliamente aplaudidas por los presentes a pesar de que esto no es usual en esta comisión.

Los delegados trabajadores que intervinieron manifestaron sus preocupaciones sobre le incremento de la violencia contra el sindicalismo, los pocos avances en la superación de la impunidad, los ataques y estigmatizaciones contra las organizaciones sindicales que agravan aun más las dificultades para ejercer el derecho de asociación, el fraude a los derechos laborales y sindicales que se realiza a través de las cooperativas de trabajo asociado, la falta de resultados en el diálogo social y la poca funcionalidad de la oficina de la OIT en Colombia y fueron enfáticos en la necesidad de desarrollar una agenda para implementar el convenio 87 en nuestro país.

Por su parte el gobierno y los empresarios insistieron que en el caso de Colombia era un caso de progreso, tratando de mostrar algunas medidas en materia de protección de sindicalistas, investigación de crímenes y los mínimos cambios a la legislación en materia de huelga como grandes avances al tiempo que presentó como propias decisiones tomadas por la Corte Constitucional.

De otro lado la portavoz de los 27 Estados de la Unión Europea, Suiza y Noruega, manifestó su preocupación por el incremento de la violencia contra sindicalistas, y señaló la necesidad de mayores esfuerzos para combatir la impunidad, el reforzamiento del programa de protección, la adopción de medidas para enmendar la legislación laboral contraria a los convenios, mejorar las condiciones para el diálogo social y finalizó solicitando que se evaluara y fortaleciera la presencia de la OIT en Colombia.

Finalmente la comisión luego de describir el debate adopto como conclusiones principales las siguientes:

“ .. La comisión subrayó que un movimiento sindical solo puede existir en un clima exento de violencia y urgió al gobierno a que ponga término a la actual situación de violencia e impunidad a través de medidas y políticas innovadoras y eficaces aplicadas de manera continua…”

“… La comisión destacó que se precisan nuevas medidas y expresó la esperanza de que el gobierno garantizará que el Poder Judicial será investido de todos los poderes necesarios a este fin, así como de que se continuarán asignando recursos financieros adicionales para una mayor protección de los sindicalistas amenazados, junto un claro mensaje al más alto nivel de la importancia del papel que desempeñan las organizaciones sindicales en la sociedad y de que no se tolerará la violencia antisindical…”

“… La Comisión recordó la necesidad de garantizar que todas las investigaciones sobre los actos de violencia contra dirigentes sindicales y sindicalistas se realicen rápida y eficientemente…”

“… La Comisión tomó nota, sin embargo, de la preocupación manifestada en cuanto al aumento del recurso a las cooperativas, a los contratos de servicios, y a los contratos civiles y comerciales de un modo que obstaculiza el ejercicio de los derechos sindicales por parte de los trabajadores afectados por este tipo de contratos, así como los alegatos relativos a la existencia de un clima antisindical generalizado…”

“… La comisión expresó la firme esperanza de que el gobierno adoptará las medidas necesarias para poner la legislación y la práctica en conformidad con el convenio 87, consultando plenamente con los interlocutores sociales… ”

“… la Comisión subrayo la importancia de asegurar que este dialogo sea profundo y significativo…”

Estas conclusiones aunque no recogen integralmente las aspiraciones de los trabajadores participantes en la conferencia de la OIT, si se alejan del intento del gobierno de presentar la situación como un caso de progreso, y dejan claro la gravedad de la situación y la necesidad de que el gobierno adopte a través del diálogo social medidas eficaces para que sea posible algún día en Colombia gozar plenamente de las libertades sindicales.

Tarsicio Mora Godoy
Presidente CUT

Domingo Tovar Arrieta
Secretario General CUT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s