El "harlista de la mafia" tenía relaciones de amistad con un medio-hermano del presidente Uribe

 

www.cambio.com.co

Camilo Uribe (izq.) el 7 de agosto de 2002, en compañía de sus hermanos Santiago, María Isabel y María Teresa. Foto: Cortesía Revista Cromos

(Página 1 de 2)
El 18 de junio de 2008, la página web de la Presidencia de la República registró la noticia sobre la captura de 10 miembros de una organización dedicada a exportar cocaína a Estados Unidos. Entre los detenidos figuraba Cristian Borda Gómez, señalado como jefe de la organización y quien, según las autoridades,  trabajaba para los mellizos Miguel Ángel y Víctor Manuel Mejía Múnera.
Borda Gómez volvió a ser noticia el pasado domingo. El Tiempo publicó un artículo titulado La última travesía del ‘harlista’ de la mafia, que daba cuenta de la incautación con fines de  extinción de dominio de bienes de su propiedad avaluados en 15.000 millones de pesos. El artículo incluía un perfil que lo mostraba como conocido miembro de la comunidad ‘harlista’, de gustos  ostentosos y refinados.
Agencias extranjeras y colombianas le venían haciendo seguimientos desde 2004, cuando regresó al país después de purgar en Estados Unidos una pena de cinco años por narcotráfico, y en el curso de ellos los investigadores descubrieron, con mucha sorpresa, que Borda se desplazaba a veces en vehículos de la Presidencia de la República.
CAMBIO indagó con fuentes de las agencias investigadoras y pudo establecer que la puerta de entrada de Borda Gómez a las altas esferas del poder fue Camilo Uribe, medio hermano del presidente Álvaro Uribe (hijo del segundo matrimonio de Alberto Uribe, padre del Jefe del Estado).
Según un informe de Inteligencia de 2006, Borda, conocido con el alias de ‘Tomy’, se movía como empresario del sector seguridad y tenía relaciones comerciales y  “de amistad con prestigiosas personas de la esfera nacional con ingerencia (sic) en el Gobierno y en autoridades militares”. Entre estos contactos figuraba Uribe, con quien Borda compartía gustos y aficiones, como el tiro al blanco y la caza. Miembros ambos de la Asociación de Caza de Colombia, los investigadores que seguían la pista del llamado “harlista de la mafia” varias veces lo vieron en compañía del medio hermano del Presidente en clubes de caza y tiro de Cali, Barranquilla y Bogotá. 
La amistad de los dos era tan estrecha que, según los investigadores, Borda tenía un carné de la Presidencia, que le permitía ingresar fácilmente a oficinas del Gobierno, aparte de que usaba los mismos carros oficiales que Uribe. Según uno de los investigadores, “existe un audio en el que Borda le dice a uno de sus socios que tiene infiltrada la seguridad de Camilo Uribe -le dijo a CAMBIO uno de los investigadores-. Ese audio lo tiene una agencia extranjera”.
Qué dice Uribe
¿Sabía el medio hermano del Presidente quién era realmente Borda Gómez?  ¿Conocía sus antecedentes? ¿Cómo consiguió Borda el carné de Presidencia? ¿Se lo facilitó su amigo Uribe?
Camilo Uribe asegura que nunca supo que Borda era investigado por narcotráfico y que lo recuerda como un “empresario entrador” con gran aceptación en los clubes a los que asistían. Sin embargo, en octubre de 2006, cuando CAMBIO habló por primera vez del tema con el medio hermano del Presidente, Borda Gómez ya figuraba en un expediente de la Unidad de Antinarcóticos de la Fiscalía, abierto tras la incautación de dos cargamentos de cocaína -uno de media tonelada y otro de 2,5 toneladas-  en pesqueros que viajaban de Ecuador con rumbo a México.
En ese momento, CAMBIO confirmó la relación de Borda y Uribe con agencias internacionales, y aunque fuentes colombianas también lo hicieron, pidieron mantener la información en reserva con el argumento de que ponía en riesgo una operación de gran calado contra la mafia. Un año y ocho meses después, la operación rindió frutos: fueron capturados los miembros de la organización encabezada por Borda, que trabajaba para ‘Los Mellizos’ y el jefe paramilitar Ramiro ‘Cuco’ Vanoy.
Al cierre de esta edición, el martes en la noche, CAMBIO volvió a llamar a Uribe para conocer su versión, pero mandó decir por medio del jefe de Prensa de Palacio, César Mauricio Velásquez, que su versión es la misma que había dado en 2006: “Conocí a Borda en noviembre de 2005 en una competencia de tiro práctico en Cali. Estuve con él de cacería en Piojó, Atlántico, por invitación de la empresa Viginorte. El 18 de agosto de ese mismo año estuvimos en la segunda válida de tiro en Barranquilla y toda nuestra relación se circunscribió a esas actividades legales”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s