El exfiscal general de #Colombia montó un sistema ilegal de escuchas sobre jueces, políticos y periodistas, según La Nueva Prensa

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), la policía judicial al servicio de la Fiscalía General de Colombia , afirman que el exfiscal general de Colombia, Nestor Humberto Martínez Neira –quien recientemente renunció a su cargo–, articuló un sistema de intervenciones telefónicas ilegales para grabar conversaciones de magistrados de la Corte Constitucional y de la Corte Suprema de Justifica, de jueces, políticos y también de periodistas.

«Fue así como, virtualmente, Martínez Neira supo que la Suprema estudiaba pedirle la renuncia y renunció antes de que esto ocurriera»

Los «pinchazos» telefónicos o «chuzadas», como se denominan en Colombia, “se ordenan arbitrariamente, sin control de jueces y sin que hagan parte de ninguna investigación”, revelaron los agentes que cita Guillén, uno de los más afamados periodistas colombianos. 

Los policías también afirman que el actual «vice fiscal general, Jaime Camacho Flórez, habría tomado parte activa en estas interceptaciones ilícitas, principalmente a las que se están haciendo a los magistrados de la Corte Suprema y la Constitucional».

Camacho Flórez fue encargado por Martínez Neira de “investigar” las grabaciones a ambas Cortes cuando varios magistrados les informaron de que tenían sospechas de su posible existencia.

«El resultado que entregó con prontitud fue el de que no hubo tales intervenciones de ningún tipo las comunicaciones».

Las grabaciones se cometieron –de acuerdo con «La Nueva Prensa»– «desde el Edificio T» de la sede central de la Fiscalía General, en Bogotá. «Y también desde las salas Esperanza, Oro, Rubí y otras».

«Por orden del despacho del Fiscal General y subalternos de su entorno y su confianza, esas salas recibían números telefónicos y direcciones de correos electrónicos que eran intervenidos ilícitamente durante períodos renovables de 10 y quince días», relata Guillén. 

“La idea es recoger toda la información de manera ilícita que sirva para montar acusaciones temerarias o armar escándalos contra determinadas personas a través de la Oficina de Prensa de la Fiscalía”, explicó uno de los agentes consultados.

Los denunciantes dicen estar seguros de que ha habido interceptaciones ordenadas solamente para entregar la información recaudada a amigos del Fiscal Martínez.

Uno de los que más ha estado «pinchado» es Leonardo Espinosa, el fiscal «ad hoc» que la Corte Suprema nombró para investigar aspectos de la corrupción mancomunada de Odebrecht y el Grupo Aval, en la que está comprometido Martínez Neira, aseguraron

El vicefiscal Camacho Flórez fue llevado a la Fiscalía por el dimitido Martínez Neira, quien lo colocó como fiscal sexto delegado ante la Corte Suprema.

Llegó a ese cargo tras haber sido abogado defensor de la convicta ex directora de la extinta policía secreta DAS, María del Pilar Hurtado. Ella fue acusada y condenada precisamente por haber dirigido una compleja red ilícita de espionaje a periodistas, magistrados y otros, por órdenes expresas del entonces presidente Álvaro Uribe.

El sucesor de Martínez Neira, Fabio Espitia, confirmó en su cargo, de inmediato, a Camacho Flórez. Éste tendrá bajo su control -entre otros procesos- las investigaciones por el caso de corrupción de Odebrecht, en el que ya ha tenido oscuras y cuestionadas actuaciones.

Proteger. No hay otro verbo más preciso para describir la orden de Espitia, fiscal general en funciones de Colombia, de ordenar la incautación inmediata de los documentos y el material acumulado por Leonardo Espinosa, fiscal «ad hoc» contra Martínez Neira.

Y lo hizo el viernes 17 de mayo, apenas 24 horas de que Martínez Neira renunciara a su responsabilidad.

Minutos después de recibir la confirmación de la Sala Plenaria de la Corte Suprema de que aceptaba la dimisión en una reunión en la que los magistrados decidieron dar por terminado el mandato de Espinosa, al que habían nombrado, el pasado 13 de diciembre, para ese cometido con una figura inédita, hasta ese momento, en la justicia colombiana.

Espinosa, decano de derecho de la Universidad Sergio Arboleda, jurista con más de 30 años de experiencia, experto en derecho societario y hombre muy respetado recibió entonces el cometido de investigar los múltiples conflictos de intereses de Martínez Neira en los escándalos de corrupción del Grupo Aval –del que había sido abogado– y su socio, la multinacional brasileña Odebrecht, en el pago de comisiones para conseguir contratos millonarios con el Estado colombiano. 

En Colombia el órgano que nombra al fiscal general del Estado es la Corte Suprema, a diferencia de España, que lo hace el Gobierno.

El nuevo fiscal general en funciones Espitia envió nada menos que un contingente de agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), la policía judicial al servicio de la Fiscalía, que arrambló con todo lo que Espinosa y su equipo tenían en las oficinas desde las que trabajaban, en el centro de Bogotá.

Fuera de la Fiscalía General.

“Sabemos que mucha documentación de máxima importancia se va a perder o ya se perdió”, indicó a La Nueva Prensa un funcionario de la oficina que fue desocupada y sellada cuando terminó el «allanamiento».

“Se llevaron todo y no se hizo ni un acta formal de entrega de nada”, aseguró la misma fuente. 

El fiscal general en funciones «se retrató» públicamente.

Sin embargo, si Espitia pensó que con eso enterraba cualquier prueba que Espinosa y su equipo pudiera haber acumulado contra su benefactor –Martínez Neira lo nombró a él de forma expresa– no pudo estar más equivocado.

<img class="i-amphtml-intrinsic-sizer" style="box-sizing: inherit; -webkit-font-smoothing: subpixel-antialiased; border: 0px; height: auto; max-width: 100%; display: block !important;" role="presentation" src="data:;base64,” alt=”” aria-hidden=”true” />
El exfiscal «ad hoc», Leonardo Espinosa, que investigó el «lado oscuro» del dimitido fiscal general, Néstor Humberto Martínez Neira». La FM.

INFORMES A LA CORTE SUPREMA SOBRE MARTÍNEZ NEIRA 

Porque Espinosa ha entregado varios informes a la Corte Suprema sobre lo que él bautizó como «caso iceberg», en tres direcciones diferentes en las que advertido las existencia de graves y serias irregularidades.

La primera sobre la investigación a las exministras Gina Parodi Cecilia Álvarez, que fue cerrada durante el mandato de Martínez Neira y que el fiscal «ad hoc» reabrió.

«Nosotros teníamos dentro de nuestro curso, la opción, muy seria, de llegar a la audiencia de formulación de imputación», explicó después a la prensa.

La segunda está relacionada sobre las órdenes de detención internacional de los ejecutivos de Odebrecht Paolo Ferracuti, Marcio Marangoni y Amilton Sendai. Martínez Neira fue informado el 22 de abril.

«Revisados los documentos, comenzamos a evidenciar que había ciertas demoras en el trámite de órdenes de captura, en el registro de las mismas, en acudir a las instancias pertinentes para Interpol. Esas circunstancias se las informamos al señor fiscal para que requiriera a los fiscales a cargo las explicaciones necesarias», añadió Espinosa.

El fiscal «ad hoc» también pidió investigar a dos fiscales cercanos a Martínez Neira: Daniel Ricardo Martínez Fernández y Álvaro Betancourt Martínez por posibles irregularidades en investigaciones a su cargo.

«Lo que hicimos fue describir los hechos que, bajo nuestra consideración, pueden tener algún viso de irregularidad o de no haber actuado como se esperaría de un fiscal», añadió.

Esas actuaciones comprenderían la no imputación del delito de lavado de dinero negro a personas como el exsenador Otto Nicolás Bula Bula.  

De acuerdo con Espinosa, sólo han rascado la punta del iceberg.

El fiscal «ad hoc» exploró 3 de las 7 líneas de investigación. Las otras cuatro estaban en manos de fiscales de confianza de Martínez Neira.

Anuncios

LA VERDADERA IMAGEN DE JESUCRISTO: Manuel Marín Rodríguez (1)

LA VERDADERA IMAGEN DE JESUCRISTO

Manuel Marín Rodríguez (1)

De qué quiere usted la imagen
Preguntó el imaginero,
Tenemos santos de pino,
Hay imágenes de yeso
Mire este Cristo yacente
Madera de puro cedro
Depende de quien la encarga
Una familia o un templo
O si el único objetivo
Es ponerla en un museo

Déjeme pues que le explique
Lo que de verdad deseo

Yo necesito una imagen
De Jesús el galileo
Que refleje su fracaso
Intentando un mundo nuevo
Que conmueva las conciencias
Y cambie los pensamientos
Yo no la quiero encerrada
En iglesias y conventos,

Ni en casa de una familia
Para presidir sus rezos
No es para llevarla en andas
Cargada por costaleros
Yo quiero una imagen viva
De un Jesús hombre, sufriendo,
Que ilumine a quien la mire
El corazón y el cerebro

Que den ganas de bajarlo
De su cruz y del tormento,
Y quien contemple esa imagen
No quede mirando un muerto
Ni que con ojos de artista
Sólo contemple un objeto
Ante el que exclame admirado
¡que torturado mas bello!

Perdóneme si le digo,
Responde el imaginero
Que aquí no hallara seguro
La imagen del Nazareno

Vaya a buscarla en las calles
Entre las gentes sin techo
En hospicios y hospitales
Donde haya gente muriendo
En los centros de acogida
En que abandonan a viejos
En el pueblo marginado
Entre los niños hambrientos
En mujeres maltratadas
En personas sin empleo

Pero la imagen de Cristo
No la busque en los museos
No la busque en las estatuas
En los altares y templos
Ni siga en las procesiones
Los pasos del Nazareno
No la busque de madera
De bronce de piedra o yeso
¡mejor busque entre los pobres
Su imagen de carne y hueso ¡

(1) Ronda 1898 – Sevilla 1936
Manuel Marín Rodríguez, nació en Ronda, en 1898. Vivió y fue asesinado en Sevilla, donde ejercía su profesión como tallista de madera. Se casó con Amalia Cabello Pérez y tuvo 7 hijos, el último de ellos póstumo. La mayor se llamaba Rosario y el segundo Francisco. Detrás de ellos nacieron Manolo, Coral, Pepe, Luis y, por último, nació Antonio, después de que su padre había desaparecido.
Cuando el ejército al mando del general Franco acabó con el gobierno legítimo de la II República Española mediante el golpe militar del 18 de julio de 1936, Manolo tenía 38 años y militaba en el Partido Comunista de España. Y lo hacía para defender sus derechos y los de la clase trabajadora, nunca se manchó de sangre

En el libro de Juan Ortiz Villalba “Sevilla 1936, del golpe militar a la guerra civil”,
figura mi padre entre la larga lista de fusilados en Sevilla que están inscritos en el
Registro, nueve años después de su fusilamiento. La inscripción dice: “Manuel Marín
Rodríguez. 38 años. Día del fusilamiento: 16-09-36. Inscripción: 15-2-45”.

imagen: https://www.google.com/
http://www.todoslosnombres.org/…/Marin%20Rodriguez%20Manuel…

 

#Colombia: Lo que le podría ocurrir al Presidente Ivan Duque ..si fuese acusado ante la Corte Penal Internacional

#Colombia Lo que le podría ocurrir a Duque ..si fuese acusado ante la Corte Penal Internacional…por sus acciones de agresión y promoción de agresión contra la República Bolivariana de #Venezuela   

Entrevista exclusiva: Hay una manipulación del término ‘humanitario’, CICR sobre ayudas a la frontera

Entrevista exclusiva: Hay una manipulación del término ‘humanitario’, CICR sobre ayudas a la frontera
 
En medio de las tensiones que se cuecen en la frontera de ambos países por el imposible ingreso de ayudas, SEMANA habló con Christoph Harnisch, jefe de la delegación de esa organización en Colombia. Da sus argumentos del porqué no participaron de esta logística.
 
Si algo se ha ganado el CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja) a nivel mundial y a través de las décadas, es su estatus de organización neutral. Ni para un lado ni para el otro. Su misión es la de ayudar a los seres humanos que están en medio de guerras, tensiones y sitaciones que ponen en riesgo sus derechos.
 
Para el CICR las donaciones que están varadas ahora en la frontera entre Colombia y Venezuela, no deberían ser llamadas ‘ayudas humanitarias’, dado que no están supeditadas por los principios de la imparcialidad y neutralidad.
 
No se trata de un tema mejor o de pura retórica. Para nadie es un secreto que los containers que están resguardados en bodegas en Cúcuta, fueron enviados por gobiernos que claramente tomaron partido por uno de los bandos que se disputan el poder real en Venezuela. Estados Unidos quiere ver caer a Maduro y ese es más un tema político que humanitario.
 
SEMANA: ¿El gobierno colombiano lo contactó para hacer parte de la recolección de ayudas?
 
Christoph Harnisch: No, no hubo ningún contacto del gobierno colombiano con el CICR. Tuvimos contacto con la Cruz Roja Colombiana y ellos tuvieron algunos contactos para la facilitación del movimiento del transporte, pero nosotros les dijimos que eso no era de su responsabilidad, entonces no hubo seguimiento a eso.
 
SEMANA: ¿Por qué no es su responsabilidad? ¿Cuál es el factor que hace que el CICR no pueda actuar en un caso como este?
 
C.H.: Primero, porque es una actividad que se inició sin participación de un organismo como el CICR. Es muy importante entender cuál es el objetivo de la acción y el gesto humanitario que se hace, porque el objetivo debe ser totalmente y exclusivamente humanitario. No hay otra consideración que debería regir nuestra la ayuda humanitaria. Tenemos estos principios y para que sea una ayuda humanitaria debe ser enfocada en las necesidades de los más vulnerables. Para tener el efecto máximo, debe ser neutral, independiente. El que distribuye tiene que tener independencia para decidir a quién va a distribuir.
 
muy juicioso de cuáles son las necesidades. Y en todas estas etapas nosotros no estábamos, es por eso que no teníamos ninguna base para ofrecer nuestros servicios o participar en esto.
 
Después de los años noventa hubo en algunos conflictos intereses de algunos gobiernos de considerar la acción humanitaria como una estrategia de política extranjera. Ahí hay una mezcla que no es buena para nosotros porque nos afecta.
 
SEMANA: El presidente Iván Duque y varios actores del gobierno han llamado a estas donaciones extranjeras, ayudas humanitarias. Bajo los preceptos que usted expone, ¿se puede decir que esas no son realmente ayudas humanitarias?
 
C.H.: Hoy estamos en una situación en la que desafortunadamente la primera víctima de lo que está pasando es la palabra ‘humanitaria‘, porque hay un debate, hay una controversia pública, hay una manipulación de todas partes de este término. Para nosotros ‘humanitario‘ es algo que no debe ser controversial, debe ser del interés de las personas. Y en este sentido, estamos en una situación que no es totalmente nueva, pero que lamentamos mucho, porque esto no es necesario.
 
No hay que crear condiciones que compliquen la búsqueda de una solución en el interés de todos y con esto estamos en una complejidad importante. Yo diría que más allá de cómo llamamos esto -si humanitario o no- la pregunta realmente importante es, ¿la ayuda que se define es adecuada a las necesidades que tienen?
 
SEMANA: ¿Cuáles son los intereses que ustedes visualizan que se están moviendo alrededor de estas ayudas y que por ende los llevaron a tomar la determinación de no meterse en esto?
 
C.H.: Lo que se requiere en un país como Venezuela no es solamente la ayuda humanitaria, se requiere mucho más. El problema es mucho más complejo que eso. Y después, hubo preguntas que nosotros nos hicimos con base a la información disponible: ¿cuál es el objetivo de posicionar algo en una frontera y decir a los demás, ustedes ahora tienen que distribuir? ¿Del otro lado están muy bien organizados para hacer todo esto?. Este un criterio muy importante para nosotros. ¿Quién hace esto? ¿realmente esto va a los más necesitados? Todo esto nos llevó a decir, bueno, esto fue concebido y planificado sin nosotros y ahí no tenemos cabida.
 
SEMANA: Alrededor de esta coyuntura hay una migración de venezolanos a varios países de América Latina que no se había visto tal vez nunca. ¿De qué dimensiones es esta migración de acuerdo a lo que ustedes han visto?
 
C.H.: Una pregunta importante es, ¿cómo contar esta migración? ¿cómo producir estos números? Cómo tener una idea de un fenómeno que es, por naturaleza misma, fluido. No puedes decir que en la migración, de un día para otro, las cifras son las mismas. Y ahí, claramente, un país como Colombia, el directamente afectado, no tenía la preparación de la sociedad y de las autoridades en términos de cómo se maneja la política migratoria.
 
Yo creo que en este sentido el llamado que se hizo desde febrero de 2018 y las decisiones que se tomaron fueron buenas. No se puede saber si esto pudo haber sido un poco más rápido, pero hubo la lógica de decir: ‘es un fenómeno que aceptamos y el gobierno de Colombia y su pueblo, quieren ser generosos’. Eso no pasó en Europa.
 
Este es un fenómeno que se quedará como realidad en Colombia, no se puede decir que se quedará por muchísimos años, depende mucho de los factores que incitaron a estas personas a salir. En diciembre fui a uno de estos albergues en la región de Cúcuta y lo que me llamó más la atención es que son jóvenes (los venezolanos) que tienen un nivel de desesperanza muy profundo hacia la vida. Perdieron casi la voluntad de vivir y esto se compara con casi todos los movimientos migratorios que Europa ha conocido después de la Segunda guerra mundial. Hay que ver que las personas que deciden salir de un país, no lo hacen porque les guste hacerlo, lo hacen por diferentes razones; no solamente políticas o de dinero, es tan bien para decir: ‘yo quiero vivir con una satisfacción mínima’.
 
Y ahí claramente, Colombia es el primer país que ofrece algunas de esas oportunidades sin que la gente crea que esto es el paraíso.
 
SEMANA: ¿Se podría decir que este fenómeno migratorio de venezolanos es uno de los más graves del mundo?
 
C.H.: Sí, es el más grave porque en términos de números en este momento y de lo que hemos visto, es claramente el más grave. Hay una migración de sirios que fue mucho más importante en cuanto a cantidad de personas pero en ese caso había muchos más países receptores. Aquí la concentración es de algunos países, dos o tres, que tienen esta carga muy fuerte de la integración, de darles un estatuto jurídico a los migrantes y eso es muy pesado. No hay que olvidar que no son países con un desarrollo industrial del más alto nivel. Europa, en algunos casos sí, pero esto no se puede decir de Colombia o de Ecuador y Perú.
 
A mi forma de ver, esto es como una tragedia histórica. Esto empezó a inicios de 2017, exactamente en el momento en el que este país quería implementar el posconflicto. Es realmente un horror. Es un choque grandísimo entre dos países que están pasando por dos momentos muy distintos. Colombia necesitaba algún tiempo para concentrarse en esto y ahora viene encima este problema enorme. Además, con personas -y esto es importante- que hablan el mismo idioma. No es un pueblo completamente distinto, lo que es un factor positivo. Pero de otro lado está el número enorme de personas que salieron de Venezuela y la inexperiencia de un pueblo colombiano que nunca ha tenido que pasar por esto en su historia. Este no es un país con una historia donde se integran comunidades, este fue un país bastante introvertido en algunas etapas de su historia.
 
Y justo al momento de arreglar algunas cosas en su jardín, queriendo más inversión, viene este problema que complica la tarea de los políticos a nivel nacional y a nivel de las alcaldías. Es un problema de todos, no solamente del presidente y su gabinete, se ve también en algunas alcaldías donde ellos tienen que responder muchas veces sin recursos.
 
SEMANA: Ante una posible o eventual intervención militar de parte de Estados Unidos a Venezuela, ¿cambiaría tanto el rol del CICR en territorio venezolano, como en el colombiano?
 
C.H.: Esto es pura especulación. Habrá que ver -y esto lo haría el CICR en toda eventualidad- el análisis jurídico de esta situación. Para eso necesitaríamos un cierto tiempo de observación porque claramente ahí el rol del CICR -bien sea en un conflicto armado no internacional-, tiene algunas diferencias, porque la base no es la misma.
 

La agresión de #EEUU contra #Venezuela y el apoyo de las decadentes “potencias” europeas

Como no van a apoyar los europeos la agresión de #EEUU contra #Venezuela, si en el pasado han actuado igual ..sometiendo los pueblos por hambre, saqueando continentes enteros, aniquilando sus habitantes….los que pensaban que Europa había avanzado en la civilización y defensa de los derechos humanos…cuan equivocados estaban ….

En su obra “Ante los Bárbaros”, José María Vargas Vila, describe:
“Que la Europa aplauda hasta romperse las manos, las aventuras bestialmente grotescas de los Estados Unidos, contra la independencia de nuestros pueblos; eso me tiene sin cuidado;
Pero que sus actitudes, amenazantes o despectivas para nosotros, lleguen a ser disimuladas o aplaudidas, por hombres y prensa de Sur America, eso sí me indigna y me subleva.

que el oro yanqui, corra como un pactolo, por las prensas europeas, haciendo crecer el nardo del elogio al bárbaro invasor , eso lo hallo lógico, en estas milicias del escándalo, con la necesidad de la cocarda: pero, que ese solsticio de impureza, llegue a nuestros pueblos y, a nuestras raza, eso si es el colmo de la afrenta, en nuestros imbéciles días.
ante los bárbaros, Jose Maria Vargas Vila, pagina 76

Que tal? Que poco ha cambiado el mundo, cierto?

#Venezuela alerta que #EEUU busca ingresar armas biológicas en país

 

22443499_xl

Venezuela advierte de un intento de EE.UU. para introducir armas biológicas en el país caribeño bajo el pretexto de entregar ayuda humanitaria.
La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, afirmó el martes que la crisis humanitaria es un “show barato”, liderado por Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —de mayoría opositora y declarada en desacato en 2016— autoproclamado como presidente encargado del país, reconocido por la Casa Blanca.
Rodríguez enfatizó que el objetivo de la supuesta ayuda humanitaria, solicitada por la oposición, que EE.UU. pretende entregar al pueblo venezolano es generar una guerra y aseguró que esta ayuda viene contaminada y cancerígena. Guaidó anunció en la misma jornada que el 23 de febrero entrará al país la ayuda humanitaria estadounidense, acopiada ya en la ciudad colombiana de Cúcuta.
“Estados Unidos intenta ingresar armas biológicas a través de la ayuda humanitaria”, enfatizó la política venezolana aseverando que Caracas “no aceptará limosnas imperialistas”.
Sus afirmaciones se produjeron un día después de que el protector del estado Táchira (oeste de Venezuela), Freddy Bernal, informara que 14 colombianos resultaron envenenados por utilizar alimentos provenientes de los cargamentos de EE.UU.

Entre tanto, el presidente del país suramericano, Nicolás Maduro, aseveró que la supuesta ayuda de EE.UU. intenta violar la soberanía nacional de Venezuela y rechazó estas “limosnas”. “Defenderemos la Patria de las pretensiones imperiales de vulnerar nuestra soberanía”, escribió en su cuenta en Twitter.
Venezuela sufre una presión sin precedentes de Washington, que incluso ha llegado a tomar pasos osados como sancionar a la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y congelar activos por 7000 millones de dólares del Gobierno de Caracas.
Toda esta campaña tiene como objetivo obligar al dirigente Maduro a dejar el poder a Guaidó y realizar nuevas elecciones presidenciales, a pesar de que el gobernante chavista se impuso de manera categórica en los comicios de mayo pasado.
msm/ktg/alg

fuente: https://www.hispantv.com/noticias/venezuela/411064/eeuu-armas-biologicas-ayuda-humanitaria-rodriguez?fbclid=IwAR0M7hrXWqsLrtS4cN4DFYu9oB78i6AcrcWmwP-ocQqhxGq6VaOPyFL6Sx4