Médico voluntario noruego: “Obama, le invito a pasar una noche en Gaza”

Mads Gilbert en Gaza.
“Estimado Obama, ¿Tiene usted un corazón? Le invito a pasar una noche, solo una noche, en el hospital de Shifa”, dijo el cirujano noruego Mads Gilbert en su carta.
Gilbert, que le dirigió la pregunta a Obama, anunció al mundo las condiciones en Gaza mediante una carta.
“Nadie con un corazón y poder podría alejarse y dar la espalda a lo que se vive en el hospital en Shifa sin tomar la decisión de poner fin a la masacre del pueblo palestino”, agregó Gilbert en su carta.
Queridos amigos y amigas:
La noche pasada fue extrema. La “invasión terrestre” de Gaza resultó en decenas de furgones con palestinos y palestinas con todo tipo de heridas, mutilados, destrozados, desangrándose, temblando; de todas las edades, todos civiles, todos inocentes.
Los héroes en las ambulancias y en todos los hospitales de Gaza están trabajando turnos de 12 y 24 horas, grises por el cansancio y la carga inhumana de trabajo (sin haber recibido ningún pago en Shifa en los últimos cuatro meses). Ellos atienden, derivan, tratan de entender el incomprensible caos de cuerpos, de tamaños, de miembros, de seres humanos que caminan, o no pueden caminar, que respiran, que no pueden respirar, que se están desangrando, y que no se desangran. ¡SERES HUMANOS!
Hoy, una vez más tratados como animales por “el ejército más moral del mundo” (sic).
Mi respeto por los heridos es infinito, en su sobria determinación en medio del dolor, la agonía y el shock; mi admiración por el personal y los voluntarios es infinita también; mi cercanía al sumud palestino me da fuerzas, aunque por momentos solo quiero gritar, abrazar fuerte a alguien, llorar, oler la piel y el cabello cálido de un niño cubierto de sangre, protegernos a nosotros mismos en un abrazo sin fin… pero no nos podemos permitir eso, y ellos tampoco.
Caras cenicientas… ¡Oh, no! No más cargas de decenas de mutilados y sangrantes… todavía tenemos lagos de sangre en el suelo en la sala de emergencias, pilas de vendas empapadas en sangre para limpiar… Oh, los limpiadores… en todas partes, quitando rápidamente la sangre y los tejidos descartados, el pelo, la ropa, las cánulas… los restos de la muerte… todo quitado del medio… para ser preparado nuevamente, para que todo se repita.Más de 100 casos llegaron a Shifa en las últimas 24 horas. Ya bastante para un gran hospital bien entrenado y equipado con todo lo necesario, pero aquí… casi no hay nada: no hay electricidad, ni agua, ni materiales desechables, ni medicamentos, ni mesas de operación, ni instrumentos, ni monitores… es como si todo hubiera sido sacado de museos de hospitales del pasado. Pero estos héroes no se quejan. Ponen manos a la obra, como guerreros, de frente, inmensamente resueltos.
Y mientras les escribo estas palabras, solo, en una cama, derramo lágrimas, cálidas pero inútiles lágrimas de dolor y de pena, de enojo y de miedo. ¡Esto no puede estar pasando!
Y entonces, justo ahora, la orquesta de la máquina de guerra israelí comienza de nuevo su espantosa sinfonía: salvas de artillería desde los barcos de la marina en la costa, los rugientes F16, los drones enfermantes (los “zennanis” árabes), los hummers y los molestos Apaches. Todo, demasiado, hecho y pagado por los Estados Unidos. Señor Obama: ¿tiene usted corazón?
Yo lo invito: pase una noche, solo una noche con nosotros en Shifa. Tal vez disfrazado de limpiador.
Estoy cien por ciento convencido de que cambiaría la historia. Nadie con corazón Y –además– con poder, podría marcharse de una noche en Shifa sin la decisión de ponerle fin a la masacre del pueblo palestino.
Pero los crueles y despiadados han hecho sus cálculos y han planeado otro ataque sobre Gaza.
Los ríos de sangre van a seguir corriendo la próxima noche. Puedo escuchar que han afinado sus instrumentos de muerte. Por favor. Hagan lo que puedan. Esto, ESTO no puede continuar.
llegado via facebook
Anuncios

La impunidad que ronda al exterminio de la UP

La impunidad que  ronda al exterminio de la UPManuel Cepeda, asesinado en 1994, Bernardo Jaramillo, asesinado en 1990, Jaime Pardo Leal, asesinado en 1987. / Archivo José Antequera, asesinado en 1989. / ‘Semana’

En 1993 la Corporación Reiniciar demandó al Estado ante la CIDH por más de mil crímenes cometidos en esta sangrienta persecución política. Luego de años de fracasos para buscar una “solución amistosa”, las víctimas esperan que la corporación internacional haga justicia.
Esta semana se declaró delito de lesa humanidad el asesinato del excongresista Manuel Cepeda Vargas
Por: Santiago Martínez Hernández
Tras la decisión de la Fiscalía de declarar el homicidio del exdirigente político de la Unión Patriótica (UP) Manuel Cepeda Vargas como delito de lesa humanidad, revivió la esperanza de que los otros 1.554 crímenes que terminaron por exterminar a este partido político de izquierda salgan de la impunidad. El principal argumento para tomar tal determinación fue la sistematicidad de los ataques que se produjeron contra la UP entre los años 80 y 90. Ad portas de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronuncie sobre una demanda contra el Estado interpuesta en 1993 por las víctimas de esta sangrienta persecución política, aún es un misterio qué sucederá con los miles de expedientes que rodean esta triste historia.
El crimen de Cepeda Vargas, ocurrido el 9 de agosto de 1994, se consideró el último asesinato de un senador de la UP. Cabe recordar que en este caso la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya condenó a Colombia en junio de 2010 por la acción u omisión de los funcionarios públicos que participaron en el homicidio. Esta ha sido considerada una de las principales victorias de la UP, ya que permitió develar el plan criminal gestado entre las autoridades y los paramilitares para exterminar al partido político. Sin embargo, aún queda por pelear la principal batalla: que la CIDH reconozca la responsabilidad del Estado en este “genocidio político” de 1.163 asesinatos, 123 desaparecidos, 43 sobrevivientes de atentados y 225 amenazados.
La historia de la UP ante las autoridades internacionales comenzó el 16 de diciembre de 1993, cuando la Corporación Reiniciar radicó su demanda en la CIDH. Sin embargo, tuvieron que esperar hasta el 12 de marzo de 1997 para que la corporación la admitiera. Ante la inmensa cantidad de pruebas que responsabilizaban al Estado, en 1999, durante el gobierno de Andrés Pastrana, se intentó encontrar una “solución amistosa”.
Todo parecía ir por buen camino, ya que se había logrado crear una comisión para defender los derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral de las 6.528 víctimas que se han acreditado. Pero en junio de 2006 los intentos por buscar la solución amistosa se fueron a pique, ya que la Corporación Reiniciar y diferentes víctimas manifestaron que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez no tenía intenciones de cumplir con lo pactado, pues, supuestamente, se había dedicado a perseguirlos y estigmatizarlos. Según los reportes de los miembros de la UP, durante el mandato de Uribe se produjeron 136 homicidios de sobrevivientes de este partido político, 38 casos de desaparición forzada y 28 intentos de homicidios, montajes judiciales y desplazamientos forzados.
Fue entonces que, en marzo de 2007, después de siete años de intentos fallidos, la Corporación Reiniciar presentó los alegatos de fondo ante la CIDH. El Gobierno hizo lo propio un año después. Cabe recordar que en 2005 el hoy senador electo Iván Cepeda solicitó que el caso de su padre, Manuel Cepeda Vargas, fuera retirado de la demanda conjunta que había hecho la UP. La razón era que, al presentar el expediente por separado, la CIDH tendría un trámite más rápido. Resultados que se vieron efectivamente cinco años después, cuando el Estado fue condenado por este crimen.
Después de que se emitieran 12 fallos administrativos en Colombia a favor de las víctimas y varias sentencias penales en las que se reconoce el exterminio político de la UP, hoy la Unidad de Análisis y Contexto de la Fiscalía tiene un grupo dedicado a la investigación de los miles de expedientes que aún están en la impunidad. Son varios los casos representativos que dejó esta sangrienta guerra contra la UP, pero entre los más recordados están los asesinatos de dos candidatos presidenciales y nueve congresistas.
El primer crimen perpetrado contra un alto dirigente político se produjo el 30 de agosto de 1986, cuando las balas silenciaron al representante a la Cámara Leonardo Posada, quien murió a manos de un sicario en Barrancabermeja (Santander). Pero el luto de este homicidio no duró más de una semana, ya que el 1º de septiembre de ese mismo año el senador Pedro Nel Jiménez fue acribillado por militares —según lo demostró la investigación— en Villavicencio. En diciembre de ese violento 1986, Octavio Gómez Acosta, otro congresista, fue asesinado. Estos crímenes marcaron el rumbo de lo que sería ese un exterminio político.
Las muertes de dos candidatos presidenciales dejaron ver que nadie se salvaba de la persecución. El 11 de octubre de 1987, mientras regresaba con su familia de una finca ubicada en La Mesa (Cundinamarca), Jaime Pardo Leal fue ultimado por un grupo de sicarios. Bernardo Jaramillo, cuyo magnicidio es investigado por un grupo especial de la Fiscalía, fue acribillado en el aeropuerto El Dorado de Bogotá el 22 de marzo de 1990, en una escena que parecía más ficción que realidad. Otro de los crímenes imborrables para las víctimas de la UP fue el del líder José Antequera, cometido en marzo de 1989, quien recibió 24 tiros mientras esperaba su vuelo en el mismo aeropuerto donde sería asesinado Jaramillo años después.
La puerta para que estos miles de casos que marcaron la historia política colombiana salgan de la impunidad está más abierta que nunca. A la espera de la decisión de la CIDH, que lo más probable es que sea a favor de las víctimas, la Fiscalía continúa armando el rompecabezas de esta fatídica guerra para dar con el paradero de los máximos responsables del exterminio de la UP.
smartinezh@elespectador.com
@santsmartinez

Ya es oficial: Uribe es investigado como presunto responsable de más de 3.000 asesinatos

Parlamento europeo urge investigación contra el expresidente Uribe

Tomado de Im-pulso, el blog de Félix Soria: Ya es oficial: Uribe es investigado como presunto responsable de más de 3.000 asesinatos

 Los investigadores consideran que las acciones paramilitares y algunas de las realizadas por las fuerzas armadas y de seguridad del Estado formaban parte de un plan político de carácter institucional organizado desde el cúpula del Estado.Los datos afloran y el círculo se estrecha: Álvaro Uribe Vélez, presidente de Colombia durante el período 2002-2010, es objeto de investigación por parte de la fiscalía de la Corte Penal Internacional de La Haya como posible autor de crímenes de lesa humanidad y, por tanto, imprescriptibles.  Todo indica que Uribe será acusado de ser inductor y organizador de acciones que causaron un número todavía indeterminado de asesinatos de campesinos y opositores políticos, acciones que fueron perpetradas por grupos paramilitares, miembros del ejército y agentes de las fuerzas de seguridad del Estado. De hecho, el que fue jefe de los servicios secretos bajo el mandato de Uribe, Jorge Noguera, que el año pasado fue encarcelado y procesado en Bogotá por varias actividades ilegales y finalmente, acusado también de haber organizado el asesinato de varios opositores políticos.

Por si fuera poco, Uribe también es investigado por haber organizado una banda armada que realizó “labores de limpieza” en las fincas ganaderas de su propiedad.
Entre los crímenes que investiga la institución judicial de La Haya destacan los llamados”falsos positivos”, en referencia a los asesinatos de campesinos acusados sin pruebas de formar parte de las FARC, cuyas muertes fueron presentadas como si se trataran de “enemigos” abatidos en combate. En un intento de justificar estos crímenes, Uribe ha declarado en varias ocasiones que los “falsos positivos” fueron “casos aislados”; es decir, errores.
Frente a esa excusa, los datos de que dispone la Corte Penal Internacional indican que las muertes causadas por error en los llamados “casos aislados” suman más de 3.000. Esta cifra, que todavía no es definitiva, está basada en las informaciones que han aportado, entre otras fuentes, las propias autoridades del país sudamericano, incluida la Comisión de Paz del Congreso de Colombia.

Con la finalidad de burlar la acción de la Justicia, el ex presidente colombiano intenta consolidar la puesta en marcha de una fuerza política denominada Puro Centro Democrático para encabezar una candidatura en las próximas elecciones al Senado, pues si resultara elegido podría burlar (o al menos intentarlo) la acción de la Corte Penal Internacional.

http://bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blogs/ya-es-oficial-uribe-es-investigado-como-presunto-responsable-de-m

Uribe, en el punto de mira de la Corte Penal Internacional por las masacres durante su mandato

 

EL TRIBUNAL INTERNACIONAL SOBRE LA INFANCIA AFECTADA POR LA GUERRA Y LA POBREZA, CONDENA A URIBE

El que fuera Presidente de Colombia entre 2002 y 2010 está siendo investigado por la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, por crímenes contra los Derechos Humanos y masacres sucedidas durante su mandato, que no han sido tratados a fondo por la justicia colombiana.

Uno de los informes en curso en la Corte se refiere a los llamados “falsos positivos”, el asesinato de campesinos indefensos presentados como guerrilleros de las FARC muertos en combate. Según Uribe y su entorno se trató de “casos aislados”, aunque para el tribunal internacional, al que han llegado los más de 3.000 casos reconocidos por la propia fiscalía colombiana: “hay bases razonables para creer que se trató de una política de Estado; estos asesinatos, cometidos para aumentar los índices de éxito militar, podrían considerarse crímenes de lesa humanidad…”. 

La última de las denuncias contra Uribe ante la fiscal de la Corte Penal Internacional ha sido presentada personalmente por el Presidente de la Comisión de Paz del Congreso de Colombia y diputado por el Polo Democrático (izquierda), Yván Cepeda, y se refiere, según declara a Público: ” a hechos protagonizados por servicios secretos que dependían directamente del expresidente Uribe y que constituyeron delitos de persecución contra opositores, magistrados, políticos y periodistas contra los que ordenó intervenciones telefónicas ilegales, seguimientos y campañas que, según el artículo 7 del Estatuto de Roma constituyen persecución por motivos políticos”. Algunas de estas persecuciones, como las que tienen en la cárcel al antiguo jefe de de los servicios secretos de Uribe, Jorge Noguera, terminaron con el asesinato de los opositores a manos de sicarios paramilitares que actuaban con la información suministrada por éste. 

Contra todas estas sindicaciones, a las que se suma la indagación de la fiscalía por su protagonismo en la formación del ejércitos paramilitares en sus fincas ganaderas, Uribe está intentando blindarse con la creación de una nueva fuerza política, el “Puro Centro Democrático” por la que sería cabeza de lista al Senado en las elecciones del año próximo, o incluso intentar alguna maniobra para poder optar de nuevo a la Presidencia, aunque las actuales normas constitucionales se lo impiden.

Mientras tanto, el expresidente intenta cada día sumar adhesiones con su oposición a las conversaciones de paz que llevan a cabo en La Habana emisarios del Presidente Juan Manuel Santos con los portavoces de las FARC, en aras de una política de exterminio y guerra sin cuartel, que no consiguió resultados decisivos durante su mandato.

http://www.publico.es/internacional/450217/uribe-en-el-punto-de-mira-de-la-corte-penal-internacional-por-las-masacres-durante-su-mandato

Caso Unión Patriótica Fue un Genocidio Político, dice Tribunal Superior de Bogotá

Caso Unión Patriótica Fue un Genocidio Político, dice Tribunal Superior de Bogotá

Por primera vez en Colombia un alto tribunal ha determinado que los crímenes cometidos contra militantes y simpatizantes de la Unión Patriótica fue un Genocidio Político, es decir producto de la existencia de un plan sistemático y centralizado que tenía la intención de destruir total o parcialmente a un grupo humano por razones políticas, y ocasionar la muerte a sus miembros por razón de su pertenencia política.

Esta decisión corresponde al inciso décimo  de la parte resolutiva de la Sentencia del Magistrado Eduardo Castillo de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá,  previa a la sentencia que dictará en contra de un paramilitar que confesó culpabilidad en cerca de cien asesinatos cometidos en la región del Urabá antioqueño en los que se incluyen el de una decena de dirigentes de la Unión Patriótica. Dice la Magistratura que de acuerdo con el análisis contextual y las pruebas presentadas por la Fiscalía los hechos cometidos contra militantes o simpatizantes de la UP, corresponden a un Genocidio Político y que en ellos se contó con la complicidad de elementos de las Fuerzas Militares y de policía.

La Unión Patriótica fue un movimiento político plural de carácter democrático que surgió de los acuerdos de paz firmados en 1985 entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC. El objetivo era que a través de la UP los guerrilleros amnistiados transitaran a la lucha política legal,  para lo que el estado colombiano ofreció total y plenas garantías. En medio del fervor y entusiasmo que generó el proceso de paz decenas de miles de colombianos de diferentes organizaciones políticas y sociales se vincularon a la UP. Junto a ellos y ellas trabajaron 25 ex integrantes de la guerrilla amnistiados e indultados por el gobierno y autorizados para realizar  proselitismo político. En las elecciones de 1986 este fervor se materializó en un importante resultado electoral que le permitió a la UP tener bancada parlamentaria, decenas de Diputados regionales y alcaldes y varios centenares de concejales municipales. La región de Urabá, zona de masiva producción de banano para la exportación fue una de las regiones donde la UP se convirtió en la primera fuerza política. El éxito de la participación electoral de la UP concitó la violenta reacción de la extrema derecha y de inmediato se inicio el exterminio de esta nueva fuerza política. Más de cinco mil dirigentes y militantes fueron asesinados entre ellos dos candidatos presidenciales, parlamentarios, alcaldes y concejales.

Ante la total impunidad por los crímenes contra la UP su Dirección Nacional decidió en 1993 llevar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, siendo admitido en el año de 1997. En el año 2000  en el marco de la denominada búsqueda de una “solución amistosa” ante la CIDH  se inició entre el estado colombiano y los representantes de las victimas un proceso para “propender por el esclarecimiento de los hechos a los que se refiere el caso Unión Patriótica, por la realización de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral”. En el 2006, durante el segundo  gobierno de Álvaro Uribe Vélez, la Unión Patriótica unilateralmente rompe este proceso ante  la continuidad de las amenazas, atentados y crímenes contra los sobrevivientes y en razón también de las declaraciones insultantes contra la UP por parte del presidente Uribe Vélez que intentaban justificar el exterminio y que estimulaban su continuidad. El caso está pendiente de fallo de la Corte Americana.

El caso de la Unión Patriótica, sin ser el único hecho de exterminio en Colombia de un movimiento político o social, representa quizás el caso más aberrante y grave de persecución y exterminio a un grupo político en el mundo occidental. Las negociaciones de paz que se adelantan en la Habana tendrán  que abordar en el momento adecuado el debate de la responsabilidad del estado colombiano en la destrucción de un movimiento que naciera de la paz y para la paz.

El pasado 25 de noviembre fue asesinado Onias Rodríguez.  Hace 25 años fue concejal de la UP en el municipio de Curillo en el departamento del Meta donde fue amenazado de muerte y le asesinaron a un hijo. Fue obligado a desplazarse a Neiva donde se convirtió en dirigente comunitario y de la población desplazada. No es el único sobreviviente asesinado, amenazado o judicializado.

El Genocidio continúa.

 

CASO UP: FUE UN GENOCIDIO POLÍTICO, DICE TRIBUNAL SUPERIOR DE BOGOTA

 

CAUCA (COLOMBIA): ASESINAN A UN DEFENSOR DEL TERRITORIO Y DE LA NATURALEZA

 

 
 
Asesinan a un defensor del territorio y de la naturaleza en el Cauca - Colombia
Jueves, 04 Octubre 2012
 
Selatiel Méndez Secue, nació un día 12 de septiembre, acababa de cumplir 40 años. En el recorrido de su vida siempre estuvo trabajando en “defensa de la naturaleza”, desde la vereda el Tablazo del resguardo y municipio de Toribío, de donde él era. Ahí desarrolló muchos proyectos productivos, entre ellos: fortalecer las huertas Tul, artesanías, cultivo de truchas, proyectos de reforestación en la cuenca del río Isabelilla y el liderazgo en el resguardo.
 
Como olvidar las acciones de control territorial que hizo la comunidad del norte del Cauca para defender y proteger el Cerro Berlín – Toribío, ahí se representó la dignidad, la fuerza y la unidad de la comunidad Nasa. Muchas y muchos participaron en esos días, llegaron muchos periodistas a cubrir las noticias y muchos desinformaron a Colombia. Las autoridades indígenas, la Guardia Indígena y la comunidad en general decidieron sacar a la guerrilla de las farc, a la policía y al ejército colombiano para exigir respeto a Mama Kiwe porque ningún grupo armado defiende a los pueblos. Pero envés de retirarse del territorio se militarizó más el norte del Cauca, después de las acciones de liberar a la Madre Tierra de los grupos armados empezaron las amenazas, señalamientos, asesinatos, hoy la vida se encuentra amenazada.
 
“Mataron a un hijo de la naturaleza“
 
La comunidad de Toribío en varias ocasiones le propuso a Selatiel Méndez que fuera gobernador indígena pero él no aceptó, siempre quiso estar de cerca a su vereda y a su familia, trabajando el tema ambiental y fortaleciendo a la Guardia Indígena. Él hizo una experiencia demostrativa de proyectos productivos en la vereda el Tablazo – Toribío, se desempeñó como concejal del municipio de Toribio, en los años 2004 -2007. 
 
Selatiel siempre “habló duro”, él venía analizando el trabajo de la Guardia Indígena y por eso hacia muchas orientaciones, él hablaba de “los defensores del territorio”, él decía que había que meterse al proceso comunitario, al cabildo y a trabajar por el Plan de Vida. Por su gran liderazgo empezó a ser amenazado y cuestionado en su comunidad hasta que el odio acabó con su vida el día 3 de octubre del 2012, en la vereda Los Chorros – Caloto cuando se dirigía a Santander de Quilichao con su compañera. 
 
Tres milicianos de las farc que iban en una moto lo alcanzaron en la vereda Los Chorros – Caloto, Selatiel se bajó de su moto porque tenía fallas mecánicas, pero nunca se imaginó que lo estaban siguiendo, lo sorprendió la muerte. Los armados huyeron cobardemente a esconderse. Estos terribles hechos de violencia desequilibran y desarmonizan a nuestra comunidad porque le  arrebatan un hijo a nuestra Mama Kiwe. 
 
 
“Solo los espíritus de la naturaleza serán los que nos seguirá fortaleciendo”
 
Selatiel deja a su esposa y a sus tres hijos, y deja un gran trabajo de liderazgo en el tema ambiental para reencontrarse con los suyos y con los espíritus de Mama Kiwe. Él siempre invitaba a que estuvieran en equilibrio con la Madre naturaleza. Hablaba de la defensa del agua, de proteger los ojos de agua, del respeto a la Guardia Indígena y al territorio. Proteger la vida es una tarea de todas y todos.    
 
Las autoridades indígenas del norte del Cauca, han dicho que hay que seguir haciendo control territorial, todas las comunidades deben comprometerse con esto porque la amenaza ya está en los territorios indígenas. Esta guerra está cumpliendo su objetivo. Por medio de la muerte y el miedo está sacando a la gente, está corriendo a las comunidades de sus lugares de origen. “Pero si no nos ponemos las pilas lo van a lograr, vamos a seguir con la propuesta de hacer resistencia sin armas y no vamos a dejar el territorio abandonado”, expresó una autoridad indígena del Resguardo de López Adentro – Corinto.
 
La guerra que están implementando en los territorios del norte del Cauca y de Colombia es para acabar con el movimiento indígena, con pueblos y comunidades que han luchado milenariamente por la autonomía y por su liberación.
 
Exigimos a todos los armados que se mantengan fuera de la Yat Wala – Casa Grande,  para estar en equilibrio con Mama Kiwe. Como decía Selatiel Méndez, también se tienen que ir las multinacionales que quieren destruir a Mama Kiwe, multinacionales que han llegado con la ayuda de políticas que se implementan en el gobierno, por eso “Para que haya paz se tienen ir las transnacionales”.
 
Video: Se nos acabó la parte humana a muchas personas http://www.youtube.com/watch?v=wCE5nn6YPNo
 
Tejido de Comunicación – ACIN
tejidocomunicacion@gmail.com

¿Qué tienen en común Ruanda, Colombia, México y Estados Unidos?

http://crimenesdeodio.50megs.com/
 ¿Qué elemento vincula  Ruanda, Colombia México y a Estados Unidos?Es el hecho que en estos países se han cometido CRÍMENES DE ODIO.¿Y Por qué se cometieron estos CRÍMENES DE ODIO?

¿Pero qué es un Crimen de Odio?
 Se trata de una modalidad de crimen de lesa humanidad porque quien lo comete considera que su víctima carece de valor humano a causa de su color, sexo, orientación sexual, género, identidad de género, origen, origen étnico, status civil, nacimiento, impedimento físico o mental, condición social, religión, edad, creencias religiosas o políticas.
 

Aunque la existencia de los “delitos de odio” es tan antigua como la humanidad, su reconocimiento como delito específico no comienza sino hasta hace pocas  décadas.

 
Toca esperar al avance internacional de los Derechos Humanos, al reconocimiento de la discriminación como vulneración de derecho, para que en  un paso más se señale el odio contra el diferente como causa singular que origina o coadyuva a un delito.
 

Al día de hoy, pocos paises poseen una legislación que defina ‘los crímenes de odio’. Como Estados Unidos, Alemania, quizá por su pasado reciente donde le racismo y el odio mostró sus efectos devastadores.

 
Pero las legislaciones nacionales a menudo están muy limitadas a la hora de definir las categorías de victimas  y no ofrecen protección a las numerosas personas que padecen la violencia y el odio motivados, por  ejemplo, por la orientación sexual, la minusvalía, el sexo o la edad.
 

Uno de los problemas mayores en la lucha contra la violencia motivada por el odio es el hecho de que muchos de estos crímenes pasan desapercibidos y no son objeto de denuncia. Muy a  menudo, las personas no denuncian porque temen represalias por parte de sus agresores ya por causa de la discriminación  institucional en el seno del sistema judicial, o por la actitud negativa de la policía y la falta  de reacción por parte de las autoridades encargadas de aplicar la ley.

¿Puede usted estar teniendo conductas que inciten a un CRIMEN DE ODIO?
  • SI, Los crímenes de odio, se alimentan por la intolerancia y la discriminación.
  • Aprenda a respetar la diferencia, recuerde que la diversidad es la riqueza de una nación.
  • Evite usar Apodos.
  • Propagar  habladurías e ideas irracionales sustentadas en prejuicios.
  • Justificar agresiones violentas apoyados en el prejuicio, “El/Ella se lo merecía por ser tan ..”, ” es que deben limpiar la ciudad de este tipo de personas”, ” es que no me soporto a .”
  • Nuestro silencio es cómplice mientras observamos un acto violento contra una persona perteneciente a un grupo socialmente vulnerable.
Recuerde que un crimen de odio contra una persona,
 inmediatamente nos convierte a todos en una probable siguiente victima.


cuatro peliculas que nos hablan e ilustran con respecto a aestos conflicto que han dejado una huella terrible en nuestra condición humana

¿Y cuales son las películas?

Hotel RuandaUSA, UK, Italia, Sudáfrica. 2004 / 121 min.En 1994, Ruanda escribió una de sus peores páginas en la historia. Dos etnias, hutus y tutsis, se enfrentaron en una brutal guerra civil en la que murieron miles de personas víctimas de un genocidio fundamentado en odios del pasado. Un hombre del común se convierte en el héroe que simboliza la resistencia frente al dolor que produce la guerra.Director: Terry George.Con: Xolani Mali, Don Cheadle, Desmond Dube, Hakeem Kae-Kazim, Tony Kgoroge, Rosie Motene, Neil McCarthy, Mabutho ‘Kid’ Sithole, Nick Nolte.Premios: Premio de la Audiencia Festival AFI a Mejor Película. Premio Black Reel Mejor Actriz, Premio del Cine Europeo Mejor Composición. Premio Humanitas a Mejor Película. Premio Irish de Cine Televisión Mejor Director, Mejor Edición. Nominada a Premio Óscar Mejor Actor, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Guión Original, entre otros premios y nominaciones.http://es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_de_Ruanda



















Memoria de los silenciados: El baile rojo.Colombia. 2003 / 58 min.A través del documental se muestra el recuerdo de los sobrevivientes y parientes de las víctimas de los crueles y violentos acontecimientos por el confl icto colombiano: la planificación sistemática de las muertes de más de 5.000 activistas del partido político legal Unión Patriótica (U.P.). El plan criminal llamado “El baile rojo” exterminó por completo a los militantes de este partido, los sobrevivientes que hoy viven en el exilio continúan temiendo por sus vidas.Dirección y guión: Yesid Campos Zornosa.Premios: Mención de Honor Documental XXI Festival de Cine de Bogotá.http://www.desaparecidos.org/colombia/fmcepeda/genocidio-up/

El Proyecto Laramie
USA. 2002/97 min.
El Proyecto Laramie, nos habla de la reacción que se sucede en la localidad de Laramie tras el brutal asesinato de Matthew Sheppard, un estudiante homosexual de la Universidad de Wyoming (norte de Estados Unidos), pierde la vida víctima de la ira de dos homófonos.
Director: Moisés Kaufman.
Con: Kathleen Chalfant, Laura Linney, Peter Fonda, Jeremy Davies, Nestor Carbonell, Camryn Manheim, Andy Paris.
Premios: Premio Mejor Primera Película Festival de Cine de Berlín. Premio Humanitas a Mejor Largometraje. Nominada al Premio Emmy Mejor Miniserie, entre otros premios y nominaciones.

http://es.wikipedia.org/wiki/Matthew_Shepard

Bordertown (Ciudad del Silencio)
USA, UK. 2006
115 min.
Josefina Contreras, Claudia Guillén, Liliana Acosta y Alejandra Medrano, nombres de jóvenes, pasaron a engrosar la lista de más de 300 mujeres asesinadas en los últimos 11 años en la mexicana Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos. Una operación de seguridad puesta en marcha con gran publicidad a mediados del 2003 por el gobierno federal, en coordinación con autoridades del estado de Chihuahua, donde está situada Ciudad Juárez, parecenno haber dado resultados para frenar la prolongada ola de violencia contra las mujeres en el lugar. Este hecho real es el pretexto para realizar una película sobre la indiferencia y el maltrato que sufren cientos de mujeres en América Latina.
Director: Gregory Nava.
Con: Jennifer López, Antonio Banderas, Sonia Braga, Kate del Castillo, John Norman, Juanes, Martin Sheen
Premios: Nominada al Oso de Oro Mejor Director, Festival Internacional de Cine de Berlín.
http://es.wikipedia.org/wiki/Asesinatos_en_Ciudad_Juárez