PROHIBIDO OLVIDAR: Las fotos prohibidas de Álvaro Uribe Vélez en Córdoba

Las fotos prohibidas de Álvaro Uribe Vélez en Córdoba

Estas imágenes del expresidente departiendo y en campaña con amigos que terminaron condenados por Parapolítica, no fueron autorizadas para ser publicadas en el libro A las puertas del Ubérrimo.
Por: Gustavo Rugeles | octubre 08, 2013
Las fotos prohibidas de Álvaro Uribe Vélez en Córdoba
El periódico El Meridiano de Córdoba registró gráficamente muchas de las actividades sociales y políticas que realizó el expresidente Álvaro Uribe en su hacienda El Ubérrimo y en distintos escenarios del departamento de Córdoba durante su campaña política para las elecciones presidenciales del 2002. Estas fotos revelan la cercanía que tuvo el ex presidente y el apoyo que le dio a políticos que fueron elegidos para el Congreso de 2002 y terminaron condenados por sus vínculos con la Parapolítica. Igualmente muestra la relación con líderes regionales cordobeses que fueron nombrados en puestos claves del sector agropecuario, durante el arranque de su primer gobierno.
Uribe aparece también junto a familiares del jefe paramilitar Salvatore Mancuso, quienes han formado parte de la elite local de Montería.
Estas fotos forman parte del archivo de la Hemeroteca Nacional en la Biblioteca Luis Ángel Arango. El congresista Iván Cepeda tuvo acceso a ellas y quiso que formaran parte del su libro “A las puertas del Ubérrimo, publicado en 2008 para lo cual le solicitó permiso al propietario y dueño del periódico El Meridiano William Salleg, quien no autorizó su inclusión en el libro. Las fotos circulan hoy como documentos públicos en las redes sociales y en el bloghttp://www.alvarouriberrimo.blogspot.com/
Foto 5 200699-7C Coctel Tab y U

Róger Taboada fue el primer gerente de Finagro y salió del cargo en medio de un escándalo por autorizar un préstamo de $ 29.000 millones al narcotraficante Luis Enrique ‘Micky’ Ramírez.

El presidente Uribe con Miguel De la Espriella y Benito Osorio, gerente del Fondo Ganadero de Córdoba detenido por concierto para delinquir, al haberse aliado con los 'paras' de Salvatore Mancuso para despojar a cientos de familias. Tiene otro proceso por lavado de activos.

El presidente Uribe con Miguel De la Espriella y Benito Osorio, gerente del Fondo Ganadero de Córdoba detenido por concierto para delinquir, al haberse aliado con los ‘paras’ de Salvatore Mancuso para despojar a cientos de familias. Tiene otro proceso por lavado de activos.

Álvaro Uribe, siendo presidente, fue padrino de Mariana De La Espriella, hija del senador Miguel Alfonso De La Espriella quien igual que Claudio Sánchez, entonces rector de la Universidad de Córdoba, se encuentran detenidos por vínculos con grupos paramilitares.

Álvaro Uribe, siendo presidente, fue padrino de Mariana De La Espriella, hija del senador Miguel Alfonso De La Espriella quien igual que Claudio Sánchez, entonces rector de la Universidad de Córdoba, se encuentran detenidos por vínculos con grupos paramilitares.

El presidente Uribe condecoró, al entonces gobernador de Córdoba Jesús María López, condenado por firmar el pacto de Ralito y ser pieza clave en la expansión de las autodefensas en el departamento de Córdoba. Se comprobó que desvió al menos $ 200 millones de la salud del departamento para construir un hospital al que los 'paras' llevaban a sus heridos de guerra.

El presidente Uribe condecoró, al entonces gobernador de Córdoba Jesús María López, condenado por firmar el pacto de Ralito y ser pieza clave en la expansión de las autodefensas en el departamento de Córdoba. Se comprobó que desvió al menos $ 200 millones de la salud del departamento para construir un hospital al que los ‘paras’ llevaban a sus heridos de guerra.

Uribe candidato acompañó en la campaña para el senado a Eleonora Pineda y Miguel Alfonso De La Espriella quienes confesaron sus vínculos con los paramilitares para lograr los votos que les dieron el triunfo electoral. Aquí, en Tierra Alta, el mayor fortín de influencia de Salvatore Mancuso.

Uribe candidato acompañó en la campaña para el senado a Eleonora Pineda y Miguel Alfonso De La Espriella quienes confesaron sus vínculos con los paramilitares para lograr los votos que les dieron el triunfo electoral. Aquí, en Tierra Alta, el mayor fortín de influencia de Salvatore Mancuso.

Delegación de dirigentes cordobeses que viajaron a Bogotá a acompañar a Salvatore Mancuso, durante su intervención en el Congreso de la República el 30 de julio de 2004.

LA LISTA URIBE

 

                   Por: Cristina de la Torre
 

Una cosa es capitanear las derechas, opción que la democracia respeta; otra, mofarse del dolor de un país agobiado por el peso de sus muertos a manos, sobre todo, del narcotráfico con anuencia de políticos. 

 La lista de Uribe al Senado, anunciada como renovación de la patria, es, por el contrario,perpetuación del viejo país con sabor a parapolítica. Mascarada desafiante,rehabilita en la parentela del gamonalismo sus lazos con mafias y ex funcionarios públicos sindicados de corrupción. Todo ello cuando Colombia y la Corte Penal Internacional esperaban respuesta de Uribe a la sindicación del Tribunal Superior de Antioquia sobre supuestos vínculos suyos con el paramilitarismo. Y registran con alarma las amenazas de  muerte que desde entonces se ciernen sobre el autor del pliego, magistrado Rubén Darío Pinilla. Esperaban también claridad sobre acusaciones de asociación con paramilitares que llevaron a la cárcel a Luis Alfredo Ramos, ex-gobernador de ese departamento y el más seguro candidato del uribismo a la Presidencia. Por gracia del destino aparece en la lista de Uribe el hijito de este cacique, sin más mérito que el de llevar el nombre del sindicado, y dudosas posibilidades de devolverle el honor al apellido.
En esta comparsa que sólo innova extendiendo el nepotismo del Ejecutivo al Parlamento, descuella la ex-ministra María del Rosario Guerra. Sucesora de su clan cuasi feudal en Sucre, es esposa del presidente de Fedepalma e hija del senador perpetuo José Guerra Tulena; su tío Julio César, gobernador del departamento, acababa de ratificarle a La Gata negocios teñidos de sangre. A su lado, José Obdulio Gaviria, ideólogo de cabecera de Uribe, no obstante haber recibido regularmente estipendios de su primo, Pablo Escobar, si hemos de creer a su hermano, Roberto Escobar. Dos hermanos de José Obdulio fueron a la cárcel por narcotráfico y a un tercero,Carlos Alberto, se le asocia con el asesinato de Guillermo Cano. No existe en Colombia el delito de sangre. Pero sí avergüenza la desfachatez de Uribe para concederle al narcotráfico el más elevado poder simbólico en los cargos que dio a su amigo.
Mas no es todo. En la lista figura también Honorio Henríquez Pinedo, sobrino del condenado por parapolítica Miguel Pinedo Vidal. Y la esposa de José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, elementos de cuya organización tuvieron trato y negocios con los Castaño en Urabá. Y Susana Correa, cercana al PIN y miembro de familia poderosa del Valle que resultó beneficiaria de AIS. Y Fernando Araújo, en gracia de ser hijito del ex-canciller de Uribe. Y Paloma Valencia, ficha de Fernando Londoño. Nieta del ex-presidente Valencia e hija de congresista, eleva a categoría de “teorizante” su habilidad para distorsionar hechos y argumentos hasta dar por verdad un absurdo. ¿Se arrepentirá de haber militado en Alas Equipo Colombia, emporio de la parapolítica? Y Alfredo Rangel, que exhibe don retórico parecido al de Paloma. Serán estos dos, parlamentarios aguerridos. Y Ana Mercedes Gómez, parte del notablato conservador en Antioquia, ex-directora de El Colombiano y ficha de FabioValencia Cossio, cuyo hermano, el ex-fiscal, anda preso por vínculos con lamafia. Y…
Con bancada tan pobre y de oscura condición, no dará el uribismo la talla en los debates que el pos-conflicto imponga. Quizá tampoco el propio Uribe, más proclive al agravio personal que a la razonada confrontación de ideas: rezará la oración de los tres huevitos y sus nostalgias de guerra, mientras el país estalla hacia horizontes que desbordaron a Uribe hace rato. Como anacrónica y afrentosa resulta su selección al Senado, cándido remedo de la Lista Clinton.

  • Elespectador.com| Elespectador.com 

URIBE DICTADOR Y DEMENTE NARCOPARAMILITAR

http://bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blogs/uribe-dictador-y-demente-narcoparamilitar

LA COSA CON ESE SEÑOR URIBE ES SERIA Y NO HAY QUE CERRAR LOS OJOS. El complot contra el presidente Chávez es real, la infamia y el odio les sale por los poros y no les molesta de hacerlo publico. Ellos están aterrorizados de que lo que sucedió en Venezuela suceda aquí en Colombia y están dispuestos a todo para evitarlo. 

Capriles es un traidor que a sabiendas de quien es ese paraco mafioso solicita su asesoría con el único fin de llegar al poder, pero detrás de eso hay un plan maquiavélico para volver a instalar el viejo orden de la burguesía que solo sirve a sus propios intereses y a los intereses del imperio.
“Los colectivos de abogados venezolanos se deberían unir y denunciar abiertamente ante La corte Penal internacional, a uribe, por intento de magnicidio, injerencia y complot contra un estado extranjero, instigación al golpe de estado, terrorismo internacional, conformación de grupos armados con el animo de producir ataques terroristas, patrocinador del terrorismo y la violencia. Y hay suficientes pruebas, ya que el mismo lo esta confesando ante las cámaras. De alguna manera él está reconociendo que SI tuvo que ver con los 130 matones que detuvieron en Caracas. El está reconociendo que SI fue él, que propiciaba esa acción terrorista, que iba a perpetrar ese grupo de paramilitares y que el objetivo era derrocar y asesinar al presidente Chavez.”
No hay que confiarse, este tipo fue muy claro y afirmó ante las cámaras que “me faltó tiempo” eso no quiere decir, que eran intenciones del pasado. Ese criminal sigue fraguando acciones terroristas contra Venezuela y el pueblo venezolano. La campaña que esta llevando en la frontera, persigue un único objetivo. Desestabilizar a Venezuela y seguramente otra tentativa de golpe de estado y no hay que descartar que entre sus infames propósitos esté, otro intento de cometer magnicidio en contra del presidente Chávez. Hay que estar muy despiertos, uribe es un terrorista demente, pero detrás de él hay toda una clase social, política y armada que apoyan sus acciones, las patrocinan e instigan permanentemente el final del gobierno del presidente Chávez. Esto no es una pequeña pelea ni rabietas de mafioso. Esas coscas mafiosas que él representa son las mismas que tienen este país de rodillas, las mismas que se resisten a un cambio en el manejo de este país, las mismas que están desangrando este país desde hace 200 años, las mismas que siempre han gobernado este país y lo han postrado con la corrupción y los robos de todo tipo, la mismas que creó el paramilitarismo y lo siguen apoyando. Esas mismas estructuras criminales son las que acogieron con pompas y maracas al golpista Carmona. Esa clase social político y militar que Uribe representa es la misma que conforma la oposición en Venezuela, la que tenia desangrado el país y que lucraba solo a unas cuantas familias. Esa clase resentida y rabona es la amiga y aliada de esa misma escoria que hay aquí en Colombia. Esa misma clase social fue aquella que instigo, promovió, apoyó los últimos golpes de estado que ha sufrido la historia de América Latina.
El presidente Chávez representa para ellos, el fin de la rapiña a los pueblos de América Latina y están sencillamente aterrados de que, la revolución Bolivariana siga destiñendo en el resto de nuestra América. Para ellos significa claramente el final de su orden establecido y por eso precisamente es que se apoyan entre ellos. Chávez es el enemigo designado y hay que acabarlo, según ellos.
Las 7 bases que Uribe, en la más total desfachatez, dejo instalar en Colombia, no dejan ninguna duda para que van a ser utilizadas. La llegada de “consejeros militares” que vienen de Afganistán e Irak no es sin fines específicos. Para que necesitamos más matones si aquí tenemos lo suficiente? Colombia esta lleno de nuevos riquitos inmigrantes que vienen de Venezuela a los cuales el establecimiento los denomina “inversionistas” cuando en realidad son opositores llenos de odio y resentimiento que han cogido a Colombia como retaguardia de alianzas políticas de oposición.
“Hitler y uribe son la misma escoria. El problema es que uribe esta todavía vivito y dando mucho problema. Que hace la corte penal internacional que no pide ese genocida? En ocho años de gobierno auspició, patrocinó, aprobó, provocó la muerte de millones de colombianos y todavía sigue andando impunemente como pedro por su casa. Cual es el verdadero papel de la Corte Penal Internacional?”
“Ese engendro diabólico es realmente una vergüenza para nosotros los colombianos y es un peligro para la paz de América Latina. No se conformó con regalarle el país a los yankees sino que siguen muy vivas sus intenciones belicistas. Ese hombre, si se le puede llamar hombre, es un peligro latente y no hay que pasar por alto sus “asesorías” a la oposición venezolana. Su objetivo es la caída del presidente Chavez, del gobierno bolivariano y sigue trabajando en compañía de la oposición para lograrlo. Esa oposición que hizo llamado a este nazi de mierda es la misma que esta fraguando la traición de la `patria venezolana. Ese tipo es un traidor enemigo de la humanidad y hay que estar con los ojos muy abiertos, pues el seguirá trabajando hasta lograr sus objetivos maléficos. Entre Hitler y él,  NO HAY NINGUNA DIFERENCIA, Pues durante su gobierno el gobernó de acuerdo a los lineamientos de Joseph Göebels.”

PERO QUE FAMILIA, SOBRINA Y CUÑADA DE ALVARO URIBE NARCOTRAFICANTES SOLICITADAS EN EXTRADICION POR EEUU

 http://www.arcoiris.com.co/2012/06/sobrina-y-cunada-de-alvaro-uribe…

Sobrina y cuñada de Álvaro Uribe apresadas en Colombia con fines de extradición a EE.UU. por ser “socias y aliadas estratégicas” del cartel de Sinaloa, según la DEA

Foto: U.S Departament of the Treasury
MIAMI.- Una cuñada y una sobrina del ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez fueron apresadas en Colombia con fines de extradición a Estados Unidos, acusadas de tráfico de cocaína y lavado de activos en sociedad con Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo Guzmán”, jefe del cartel mexicano de Sinaloa.
El Chapo Guzmán” es el criminal más buscado por Estados Unidos alrededor del mundo y se ofrece una bolsa de US$ 5 millones para quien revele su paradero.
La cuñada de Uribe Vélez, Dolly Cifuentes Villa, apodada “La Meno”, de 48 años de edad, es la madre de la también presa e imputada en la misma causa Ana María Uribe Cifuentes, de 31 años. El padre de esta última, hermano menor del ex presidente Uribe Vélez,  es el difunto agrónomo Jaime Alberto Uribe Vélez, quien fuera conocido también como “Arepa” ó “El Pecoso”, con cédula de ciudadanía colombiana número 15367461. Murió de cáncer en la garganta  en Medellín el 24 de septiembre de 2001 y sus restos mortales hoy reposan en un osario en la cripta de la parroquia de Santa Teresita, de Medellín.
La extradición de Dolly Cifuentes Villa fue aprobada por la Corte Suprema de Justicia de Colombia el 8 de febrero de 2012 pero fue suspendida en mayo pasado por medio de una resolución del ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra. No obstante, a la una de la tarde de este jueves se reinició y la Presidencia de la República dijo que será extraditada la semana entrante, posiblemente.
En cambio, una fuente autorizada del alto gobierno en Colombia que pidió no ser identificada sostuvo que el paradero de la sobrina de Uribe Vélez es desconocido a pesar de que se supone está presa en la cárcel de Mujeres El Buen Pastor, de Bogotá.
El expediente de extradición de Ana María Uribe Cifuentes, nacida en Medellín el 1 febrero de 1980, no aparece en la Corte Suprema de Justicia de Colombia, donde debería estar radicado. Nadie tiene allí una explicación, pese a que esta sobrina de Uribe Vélez fue arrestada correctamente en Medellín por la Fiscalía General de la Nación con fines de extradición y a instancias expresas del Gobierno de Estados Unidos.
Ambas mujeres pertenecen al clan familiar Cifuentes Villa que, de acuerdo con la DEA, introdujo a Estados Unidos al menos 30 toneladas de cocaína entre 2009 y 2011 y lavó dinero del narcotráfico en Colombia, Ecuador, Uruguay, Panamá y México.
La Presidencia de Colombia dijo este viernes desconocer el paradero de Ana María Uribe y tampoco tuvo una explicación al hecho de que no aparezca su expediente de extradición.
El Instituto Penitenciario de Colombia, INPEC, no respondió a este periodista un pedido de información sobre los antecedentes carcelarios de Dolly Cifuentes Villa y su hija Ana María Cifuentes. Tampoco indicó en qué cárceles se podrían encontrar.
Dolly Cifuentes Villa y su hija Ana María Uribe aparecen en la “Lista Clinton” del gobierno de Estados Unidos. En ella, Washington recoge los nombres de empresas y personas vinculadas al narcotráfico y el terrorismo alrededor del mundo con las cuales los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido hacer negocios.
Los apresamientos fueron practicados por la Fiscalía General de Colombia con la cooperación de la Policía Nacional y agentes federales de Estados Unidos.
La extradición a Estados Unidos de Dolly Cifuentes Villa fue aprobada por la Corte Suprema de Justicia de Colombia el 8 de febrero de 2012 pero solamente se podrá conceder cuando, en última instancia, la ordene por decreto el Presidente de la República, Juan Manuel Santos.
La embajada de Estados Unidos en Ciudad de México indicó que Ana María Uribe operaba con “los colombianos Mauricio Bárcenas Rivera, Omar Mejía Zuloaga y el ecuatoriano-uruguayo Jesús María Castro”.
Jaime Alberto Uribe Vélez, el padre de Ana María, fue apresado en 1986 por tropas de la IV Brigada del Ejército de Colombia porque desde su radio-teléfono la inteligencia militar registró llamadas a Pablo Escobar pero nunca fue juzgado por este caso.
Otro hermano de Uribe, Santiago Uribe Vélez, tiene abierto un expediente en la Fiscalía General de Colombia. Es señalado de haber organizado y liderado el escuadrón de la muerte conocido como “Los Doce Apóstoles”, responsable de al menos medio centenar de asesinatos. El principal testigo de cargo en este caso es el ex mayor de la Policía Nacional Juan Carlos Meneses, quien ha confesado su participación en varios de los crímenes del grupo paramilitar que tenía su base de operaciones en la hacienda “La Carolina”, propiedad del ex presiente Uribe Vélez y sus hermanos.
Meneses y otros testigos que dicen haber pertenecido a “Los doce apóstoles” sostienen que en aquella hacienda existen fosas comunes con los restos mortales de víctimas de la organización.
Foto: el expresidente Álvaro Uribe y su hermano Santiago Uribe. / tomadas de Semana.com y pagina12.com.ar