Transhumanismo y cibercultura

 

 

¿Cuál es su concepción acerca del transhumanismo y su relación con la práctica de cibercultura que realiza a diario?.

Transhumanismo y cibercultura

Por Javier Lopez

Es indiscutible que uno de  los objetivo primordiales del hombre desde el inicio mismo de la civilización, es la de lograr superar todas las trabas  que la aquejan, que no le permiten superarse como especie, el mejor ejemplo de ello es la figura de nuestro antepasado  “inventando” el fuego, sin saberlo tal vez este fue el primer transhumanista, buscando vencer el frió y espantar las fieras  que lo acechaban.

Porque de acuerdo a la investigación del transhumanismo, este es un concepto  filosófico, de vida, intelectual, científico, que  busca a través del empleo de las tecnologías y las ciencias mejorar  todos aquellos  aspectos  que  ponen en peligro la existencia misma del ser humano, es  entonces una apuesta a mejorar la condición humana, superando todas las barreras que le impiden el disfrute y goce de la vida misma.

la discusión permanente en torno a cómo superar los problemas, nos acerca como humanos, es ahí entonces que juega su papel la cibercultura,   como foro de discusión, de planteamiento de problemas sociales, como fortalecimiento de redes sociales que vencen las distancia,  que nos identifican como iguales, que nos confrontan  con nuestra realidad  y nos permite solidarizarnos, sumarnos a causas que  aunque parezcan ajenas por la distancia, nos conmueven por su desgarradora realidad, pero que también desde estos espacios  podemos conocer de los avances, de los logros de los hombres, de sus luchas y triunfos, es ahí entonces donde vemos la relación de la Cibercultura con el  transhumanismo, en que mejora nuestra capacidad de comunicación y de información, haciéndonos más humanos y más cercanos, la práctica diaria nos lo indica así y tal vez sea precisamente esta universidad, la nacional a distancia, UNAD, con su plataforma, con sus programas on line, los que nos den la mejor  pauta de lo que es el transhumanismo y su relación con la cibercultura, que al finalizar nuestra carrera profesional seremos mejores seres humanos, profesionales, con mayor conocimiento y herramientas para afrontar el competitivo mundo laboral.

VENEZUELA. CÓMPLICE DEL TERRORISTA POSADA: CARRILES REITERA APOYO A CANDIDATO CAPRILES

 

 
Jean-Guy Allard (especial para ARGENPRESS.info)
 
Ricardo Koesling, el directivo del partido político Piedra que declaró “los chavistas los vamos a sacar a plomo, a golpes, a patadas o a lo que sea” al proclamar que sigue apoyando al candidato derechista Henrique Capriles Radonski, a pesar de los titulares, es el capo de la mafia cubanoamericana de Miami en Caracas, y el representante en Venezuela de la red terrorista de Luis Posada Carriles.
Histérico después del anuncio de la ruptura de Piedra con la formación de Capriles Radonski, por Leonardo Chirinos, el secretario general de la organización política, Koesling – quién dice seguir como secretario de finanzas y abogado del grupo – expresó su rabia durante una entrevista a Radio Caracas.
 
Koesling se encuentra asociado al terrorismo cubanomericano desde los años 70. Fue cómplice de la fuga de Luis Posada Carriles de la cárcel de San Juan de los Morros, en 1985, mientras colaboraba al más alto nivel con el gobierno de Jaime Lusinchi.
 
El 12 de abril del 2002, en Caracas, Ricardo Koesling, dirigió el asalto a la embajada cubana durante el golpe de Estado contra Chávez , con Salvador Romaní hoy asilado en Miami con la complacencia del Departamento de Estado. En este mismo acto de terrorismo contra los representantes diplomáticos cubanos, participó activamente el actual candidato derechista Henrique Capriles Radonski – entonces alcalde del municipio de Baruta-.
 
Koesling pertenece a la misma red cubanoamericana que el terrorista Francisco Pimentel, cómplice de los atentados de La Habana de 1997 y Hermes Rojas, quien estuvo torturando con Posada en El Salvador,
 
Entre las otras frecuentaciones de Koesling en Caracas, se apareció esporádicamente Henry López Sisco, hoy asilado en Costa Rica. Torturador y asesino de la policía secreta bajo Carlos Andrés Pérez, el viejo esbirro orientó las reuniones que tuvieron lugar entre representantes policíacos del gobierno de Carlos Andrés Pérez y Manuel Contreras, el Jefe de la DINA de Pinochet, en agosto de 1975.
 
En el círculo de correligionarios de Koesling, hay que señalar al golpista Alejandro Peña Esclusa, hoy jefe de UnoAmérica, la organización fascista latinoamericana, promovida por ex militares de la Operación Cóndor y cómplice de acciones terroristas. Peña Esclusa sigue inculpado de posesión ilegal de explosivos después de las denuncias del terrorista salvadoreño Francisco “El Panzón” Chávez Abarca.
 
Hay que recordarse como las primeras declaraciones de Chávez Abarca, después de su arresto en Caracas, se referían al terrorista internacional Luis Posada Carriles.
 
En 1997, este mismo salvadoreño, contratado por Posada, no solo vino a Cuba donde realizó tres atentados, sino que organizó la serie de explosiones provocadas por su compatriota Ernesto Cruz León que causaron la muerte del joven turista Fabio di Celmo, el 4 de septiembre de este año. Chávez Abarca confesó como reclutó, entrenó y mandó a La Habana a varios otros mercenarios.
 
En Venezuela, Posada Carriles, bajo el apodo de “Comisario Basilio”, secuestró, torturó, ejecutó y “desapareció” durante más de siete años a decenas de jóvenes revolucionarios.
 
Amenazó a Chirinos y demás con “quemarlos vivos”
 
“Capriles será Presidente, y a los chavistas los vamos a sacar a plomo, a golpes, a patadas o a lo que sea”, dijo Koesling al calificar de ilegal la decisión de Chirinos y acusándolo de haber “recibido 200 mil dólares” para retirar el apoyo al candidato.
 
En entrevista con el diario capitalino Ciudad CCS, Chirinos rápidamente negó las afirmaciones de Koesling, confirmó la decisión de Piedra, y recordó que el 11 de septiembre se anunciaba en el diario El Nacional, la separación del propio Koesling del partido Piedra.
 
Según Chirinos, Koesling ordenó que su nombre sea retirado de la pagina web de Piedra y que amenazó con “quemarlos vivos si no hacían lo que pedía”, palabras que corresponden a la personalidad violenta de este veterano del terrorismo imperial.
 
En Miami, la tropa mafiosa de Capriles Radonski
 
Desde el triunfó de Hugo Chávez y de su Revolución, la mafia de Miami que durante décadas ejecutó los planes de la CIA para destruir la Revolución cubana, se amplió con una pandilla de venezolanos que hicieron de la oposición al presidente venezolano su negocio. Tal como lo hicieron a partir de 1959 los cómplices de la dictadura de Fulgencio Batista, con el apoyo abierto como oculto de las distintas administraciones norteamericanas que se sucedieron.
 
A finales de febrero 2009, a iniciativa de Posada y de Angel De Fana Serrano, se reunieron públicamente en Miami terroristas y mafiosos cubanoamericanos con golpistas venezolanos encabezados por Patricia Poleo y militares venezolanos traidores. De Fana participó en 1997 en el complot de La Esperanza, orientado por la FNCA, arreglado por Posada, y bendecido por la CIA.
 
Se encontraba en primera fila de la citada reunión conspirativa, Patricia Poleo, prófuga de la justicia venezolana por la conspiración para el cobarde asesinato del fiscal Danilo Anderson. A su lado se observaba nada menos que a quien fungió como edecán de Pedro Carmona en el golpe de estado contra el presidente Chávez en el 2002, el coronel del ejército Gustavo Díaz.
 
También se manifestaron el capitán traidor de la Guardia Nacional Javier Nieto Quintero, vinculado en el 2004 a un caso de paramilitares colombianos, y el teniente José Antonio Colina Pulido, responsable de atentados con bombas contra oficinas diplomáticas de España y Colombia en Caracas en 2003.
 
A esta tropa, se sumaba el ex comisario de la DISIP Joaquim Chaffardet, también radicado en la Florida, en casa de quién se incautó en marzo del 2009 algunos explosivos así como material relacionado con el caso del atentado contra el avión de Cubana destruido en vuelo en 1976.
 
Desde entonces, llegaron en Miami muchos otros delincuentes, corruptos, prófugos tales como Guillermo Zuloaga, ex presidente del canal de noticias Globovisión, y Raúl Diaz Peña cómplice prófugo de Colina Pulido,
 
Esta cofradía de criminales a la cual se identifica Koesling, constituye hoy el apoyo poco envidiable de que dispone en territorio norteamericano el candidato de la oposición a la Revolución Bolivariana.

PARA LLEGAR AL SOCIALISMO REVOLUCIONARIO SE DEBEN TRASCENDER LOS LÍMITES DE LA DEMOCRACIA RESTRINGIDA

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info)
 
Los fundamentos de una nueva estructura económica postcapitalista y de una nueva organización política de la sociedad a través del socialismo revolucionario requieren de una nueva orientación teórica y cultural, lo que debiera redundar -sin duda- en el desarrollo integral de los sectores populares, concibiéndose al mundo de una manera radicalmente distinta.
Sería, además, poner en movimiento la adopción de una nueva clase de ciudadanía, activa y no contemplativa, cuyos valores éticos y morales conviertan a cada persona en generadora de los cambios políticos, sociales, económicos, militares y culturales que definirán la transición definitiva hacia el socialismo, haciendo posible la combinación de teoría y acción política, como también la superación de las contradicciones, las inconsistencias y las desviaciones a las cuales estuviere propenso el proceso revolucionario en cualquier momento. Ello exigiría trascender los límites de la democracia restringida, tan del uso en la mayoría de los países, incluidos aquellos donde tienen lugar cambios bajo la advocación del socialismo. Esto contrastará enormemente con lo afirmado por Samuel Huntington en el Informe sobre la gobernabilidad de las democracias para la Comisión Trilateral, publicado en 1975, en el sentido que “la operación efectiva del sistema político democrático usualmente requiere mayor medida de apatía y no participación de parte de algunos individuos y grupos. En el pasado, toda sociedad democrática ha tenido una población marginal, de mayor o menor tamaño, que no ha participado activamente en la política. En sí misma, esta marginalidad de parte de algunos grupos es inherentemente no democrática, pero es también uno de los factores que ha permitido a la democracia funcionar efectivamente”. En la actualidad, la globalización económica neoliberal busca mantener inalterable esta realidad, resistiéndose a las demandas de los sectores populares de una mayor participación política y de una efectiva redistribución de la riqueza, por lo que sus auspiciadores y beneficiarios directos no escatiman ningún método, sutil o violento, para lograrlo.
 
De ahí que, siendo el socialismo la antípoda política, social y económica del sistema capitalista, debe desprenderse de los esquemas que caracterizan a este último, facilitando el escenario para que se pongan en funcionamiento mecanismos de participación y de protagonismo popular, capaces de producir acuerdos -en medio de la diversidad de intereses e ideas de sus integrantes- que reflejen la unidad de acción y de pensamiento respecto al tipo de socialismo revolucionario que se espera construir, sin que prevalezca la tutela del Estado. Esto pasa por incluir también la definición de las formas de propiedad de los medios y de organización de la producción, además de las relaciones que existirían entre el poder político y la democracia socialista, entendiendo ésta como un ejercicio cotidiano y vinculante por parte de los sectores populares que no podrá ser obviado por el estamento gobernante, invocando para ello razones de Estado, como es habitual en los regímenes de la democracia representativa.
 
Es preciso, por tanto, asegurar las condiciones objetivas y subjetivas que permitan una retroalimentación de la revolución socialista, de modo que haya una continuidad y una profundización de la misma que la haga totalmente irreversible, sin el titubeo ni la manipulación demagógica característicos de quienes nada más aspiran a una mera reforma cosmética del orden vigente en su propio beneficio. Para alcanzar dichos objetivos es vital inculcar entre los sectores populares la necesidad de la formación teórica y del debate crítico y propositivo, algo que impone el activismo de una dirigencia política compenetrada con los ideales del socialismo revolucionario que, más que representante, sea vocera de los intereses colectivos; de tal forma que no exista posibilidad alguna de una restauración de la sociedad capitalista que se pretende reemplazar por otra de nuevo tipo, es decir, por una definitivamente socialista.